Martes, 11 de Mayo de 2010

El Barça no quiere un ambiente de euforia antes del partido de Valladolid

EFE ·11/05/2010 - 19:33h

EFE - El delantero argentino del F.C.Barcelona Leo Messi, durante la presentación esta tarde en el circuito de Cataluña en Montmeló (Barcelona), de las botas que lucirá en el Mundial de Fútbol que se disputará en Sudafrica.

El Barcelona no quiere un ambiente de euforia ante el último partido de Liga, en el que se juega la Liga contra el Valladolid, después de asegurar que se siente escarmentado por lo que aconteció la temporada pasada cuando en la previa del Barça-Villarreal el entorno dio por hecha una victoria que no llegó.

A pesar de aquel empate contra el Villarreal, el Barcelona acabó ganando la Liga en la jornada siguiente, pero este año el equipo barcelonista, según ha precisado esta tarde su director general corporativo, Joan Oliver, no quiere ningún tipo de euforias "ni hablar de celebraciones".

"Lo que hay que hacer es ganar. No hay voluntad de hacer nada más que ganar el partido contra el Valladolid", ha señalado el ejecutivo, quien tras la reunión de la comisión delegada del Barcelona ha animado a los socios que no tengan intención de acudir el domingo al estadio que liberen su asiento "para que el Camp Nou esté a reventar".

Pese a no desvelar si el club ha planificado celebraciones para después del partido, en caso de ganar la Liga, Oliver ha admitido que a diario la entidad está en contacto con el Ayuntamiento "para hablar de diferentes escenarios", en relación a las movilizaciones de aficionados que se puedan producir en la Ciudad Condal, incluido un recorrido de los jugadores en autocar.

Oliver ha rechazado que las llamadas a la cautela del club estén motivadas porque está escarmentado "por lo que pasó hace unas semanas" contra el Inter de Milán, cuando el equipo de Josep Guardiola no logró los dos goles de ventaja que precisaba para entrar en la final de la Liga de Campeones.

Un hecho que tampoco ha concretado el ejecutivo es si al final la sección de baloncesto podrá ofrecer en el Camp Nou el trofeo de la Euroliga a sus aficionados, debido a que el equipo que entrena Xavi Pascual jugará el domingo a las 12:30 en Alicante.

Oliver ha informado de que en la reunión de la comisión delegada del FC Barcelona se ha debatido la posición que mantiene el club en la crisis de la Liga de Fútbol Profesional, en la que el Barça apuesta para que los equipos de Primera se organicen al margen de los de Segunda.

El ejecutivo barcelonista ha hablado de "refundar la Liga" y lamenta que algunos equipos impulsen una asamblea pocos días antes de disputarse la última jornada, lo que considera "ofensivo".

Finalmente, esta asamblea no se celebró aunque sí se firmó un acuerdo marco en el que se estableció que la Primera División pueda operar de forma más autónoma, resolución que aún se debe firmar.

En el origen de este conflicto están los derechos de televisión, ya que equipos profesionales de divisiones inferiores pretenden un reparto más equitativo, hasta el punto de haber amenazado con solicitar al Gobierno que regule esta situación.

El Barcelona ha criticado que se le exija negociar los derechos de forma colectiva. "El derecho audiovisual es un derecho individual. No nos pueden obligar a negociar pero podemos acordar aspectos, aunque nunca por la vía de la imposición", ha señalado Oliver.

Cuando se le ha preguntado si el Barcelona impulsará en la refundación de la Liga una competición de 18 equipos, el directivo ha dicho que el Barça no ha presentado ninguna propuesta ni tiene intención de hacerlo, aunque no ha negado que una competición con dos equipos menos "sería beneficioso" para el club.

Finalmente, Oliver ha recordado que el lunes que viene se iniciará el proceso de recogida de firmas para la precampaña electoral, a la que concurren siete precandidatos (Agustí Benedito, Marc Ingla, Sandro Rosell, Jaume Ferrer, Jaume Guixà, Santi Salvat y Alexis Plaza), y que el censo electoral es de 118.663 barcelonistas con derecho a voto.