Martes, 11 de Mayo de 2010

Efecto de nueces en el colesterol es mayor en algunas personas

Reuters ·11/05/2010 - 18:48h

Por Anne Harding

Comer gran cantidad de nueces puede mejorar el colesterol, pero los beneficios son mayores en las personas delgadas, las que tienen dietas poco saludables y las que tienen el colesterol LDL o "malo" y los triglicéridos elevados, según una revisión de estudios.

Trabajos sobre hombres y mujeres de distintos países demostraron que "las nueces reducen el colesterol, de modo que es algo universal", dijo a Reuters Health la doctora Joan Sabate, de la Loma Linda University, en California.

Las nueces contienen varias sustancias saludables, como grasas "buenas", fibra y antioxidantes.

En el 2003, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) indicó que el consumo de 42,5 gramos diarios de ciertas nueces reduciría el riesgo de enfermedad cardíaca.

Para comprobar si las nueces también reducen el colesterol, y si la alimentación o el tamaño corporal podrían reforzar o reducir ese efecto, el equipo de Sabate reunió datos de 25 estudios en siete países sobre 583 hombres y mujeres, algunos de los cuales tenían colesterol alto y otros normal.

El equipo halló que el consumo de 67 gramos diarios de nueces redujo 11 puntos (5 por ciento) el colesterol total de los participantes, 10 puntos (7 por ciento) el nivel de colesterol LDL o "malo", y equilibró la relación entre el colesterol HDL o "bueno" y el LDL.

Estos beneficios se registraron en los participantes con un colesterol normal y alto.

Pero mientras que las nueces redujeron 21 puntos los triglicéridos en las personas con niveles altos de esas grasas dañinas, no tuvieron efecto en los participantes con cantidades normales.

El equipo detectó también una relación "dosis-respuesta", lo que quiere decir que a mayor consumo de nueces, mayor variación del colesterol. El efecto en las grasas en sangre no varió según los tipos de nueces consumidos.

El mayor beneficio de las nueces lo obtuvo el grupo que comenzó el estudio con colesterol LDL por encima de 160 mg/dL, las personas delgadas y las que tenían una alimentación "más occidentalizada" (con más grasas saturadas y carbohidratos refinados).

Para Sabate, eso tiene sentido porque las personas con una alimentación mediterránea (rica en aceite de oliva, pescado, granos integrales y otros alimentos saludables) no obtendrían tantos beneficios al agregar nueces a la dieta.

"Comer una o dos porciones de nueces por día ayuda a la mayoría de la población al mejorar el perfil de lípidos", dijo Sabate. Y, eso, indicó, induce una "reducción drástica" del riesgo de infarto.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, mayo del 2010.