Martes, 11 de Mayo de 2010

Los socialistas franceses quieren suavizar el veto al burka

Reuters ·11/05/2010 - 18:02h

La oposición socialista francesa criticó el martes el plan de Gobierno de prohibir el velo islámico completo en todos los lugares públicos, proponiendo como alternativa una ley más tibia y que está más basada en lo práctico que en los valores.

Está previsto que el Gobierno presente la semana que viene un proyecto de ley para ilegalizar los velos que cubran el rostro con el argumento de que es degradante para las mujeres, aunque expertos legales han advertido que una prohibición semejante podría violar la libertad religiosa.

"Lo que queremos es eficiencia, en lugar de simbolismo", dijo a los periodistas Jean-Marc Ayrault, líder de los socialistas en el Parlamento.

La propuesta socialista indica que todo el mundo debe llevar la cara descubierta al utilizar servicios públicos, para permitir la identificación.

En la práctica, esto supondría que las mujeres tendrían que retirarse los velos de la cara para recoger a los niños del colegio o durante bodas civiles en los ayuntamientos.

Varias organizaciones de derechos humanos han protestado contra una prohibición general de velos como el burka o el nikab.

También un comité del Consejo de Europa -un organismo europeo de derechos humanos con sede en Estrasburgo- expresó su oposición a una norma como la que se está discutiendo en Francia, al igual que en Bélgica.

El proyecto socialista podría evitar las preocupaciones por discriminación religiosa al centrarse en la seguridad y el pragmatismo.

"Creemos que prohibirlo de la esfera pública (...) corre el riesgo de estigmatizar a la gente, y sobre todo ser totalmente inefectiva porque sería inaplicable", dijo a la prensa la líder socialista Martine Aubry, tras reunirse con el primer ministro, François Fillon, para tratar el asunto.

Sin embargo, reiteró que los socialistas se oponen a los velos islámicos completos y no los quieren en Francia.

El comité del Consejo de Europa, cuya posición se debatirá entre los 47 estados miembros, señaló que los velos completos "podrían ser una amenaza a la dignidad de la mujer", pero que las mujeres deberían ser libres de llevarlos si quieren.

Sin embargo, el comité señaló que las restricciones legales podrían verse justificadas por motivos de seguridad y en ciertas situaciones en las que la cara de la persona tuviera que ser visible.

La idea de la prohibición fue planteada por primera vez el año pasado por varios alcaldes franceses, que dijeron que cada vez más mujeres acuden completamente cubiertas a escuelas y ayuntamientos, negándose a mostrar su rostro incluso para su identificación.