Martes, 11 de Mayo de 2010

Caixanova y Caixa Galicia pactan el reparto de poder para unirse

Se creará un consejo de 40 miembros para que nadie pierda su silla en tres años

A.T. / A.M.V. ·11/05/2010 - 19:56h

El director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, y el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso. EFE

Caixanova y Caixa Galicia ya tienen un preacuerdo para fusionarse, para crear una gran caja gallega (la quinta a nivel nacional) e impedir que una entidad de otra autonomía se coma a una de las dos. Los consejos de administración dieron ayer el visto bueno a un preacuerdo para decidir lo que se ha demostrado como el máximo escollo en la operación: quién mandará en la nueva caja. Y la respuesta es que los dos puestos clave, la presidencia y la dirección general, irán en un primer momento para la caja pequeña, Caixanova, la que mejor ha resistido la crisis.

El pacto establece un periodo transitorio para la fusión de tres años, en los que se repartirá la gobernanza de la caja al 50%, según el comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Habrá dos copresidentes que se turnarán durante 18 meses en el primer puesto ejecutivo de la nueva entidad. El primer turno recaerá en el presidente actual de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, el gran enemigo hasta ahora de la fusión. Transcurrido su mandato, pasará el cetro ejecutivo al copresidente nombrado por Caixa Galicia, todavía por determinar. La dirección general recaerá en José Luis Pego, que ocupa actualmente el mismo cargo en Caixanova.

En cuanto a los miembros de los consejos de administración, todos conservarán sus sillas en un macroconsejo de 40 personas que se mantendrá durante los tres años del periodo transitorio. Las condiciones son inferiores pero están en línea con las exigidas por Gayoso, que pedía un periodo transitorio de cinco años en el que conservasen su puesto en el consejo todos los miembros de ambas entidades. A sus 78 años, edad que incumple el máximo establecido por el proyecto de ley de cajas gallega (pendiente de recurso en el Tribunal Constitucional), Gayoso liderará la fusión, cuando una de las intenciones del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, al cambiar la ley era precisamente poner fin al mandato de Gayoso.

En cuanto a las sedes, también se han repartido, recayendo la sede institucional y la dirección efectiva de negocio de la nueva entidad en Vigo y la sede social y el domicilio fiscal en A Coruña.

Ayer, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, valoró que "la reunión del líder de la oposición (Mariano Rajoy) con el presidente del Gobierno (José Luis Rodríguez Zapatero) fue muy importante porque decidieron las dos cosas que venimos diciendo desde hace tiempo: que hay que acabar cuanto antes el proceso de reestructuración", porque el plazo para solicitar ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) "termina el próximo 30 de junio", y que "hay que dar posibilidades a las cajas de obtener recursos" del mercado, informa Belén Carreño.