Martes, 11 de Mayo de 2010

El virus de verrugas genitales aumentaría riesgo VIH en hombres

Reuters ·11/05/2010 - 17:34h

Los hombres portadores del virus que causa verrugas genitales tendrían alto riesgo de contraer el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), según un estudio en varones de Kenia.

Los autores dijeron que los resultados abren la posibilidad de que la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) disminuya la pandemia de VIH en todo el mundo.

El equipo halló que, entre 2.168 kenianos de entre 18 y 24 años, la mitad era VPH positivo al inicio del estudio. A los tres años y medio, casi el 6 por ciento de esos hombres se infectaron con el VIH, a diferencia de menos del 4 por ciento del grupo VPH negativo al comienzo de la investigación.

Al controlar varios factores de riesgo del VIH, los hombres con el VPH seguían siendo un 80 por ciento más propensos que los del otro grupo a infectarse con el VIH, lo que sugiere que el virus de las verrugas genitales aumenta la susceptibilidad de las personas a adquirir el VIH.

Los resultados fueron publicados en el Journal of Infectious Diseases.

Existen más de 100 cepas del VPH, algunas de las cuales causan verrugas genitales y anales. En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico suele eliminar la infección rápidamente, aunque la persistencia de algunas cepas produce cáncer en algunas personas.

La infección permanente con el VPH es la principal causa de cáncer de cuello uterino. Su aparición también provoca cáncer anal y peniano.

Los resultados surgieron de un ensayo clínico que, junto con otros dos en Africa en el 2005 y el 2006, halló que la circuncisión reduce el riesgo masculino de adquirir el VIH por relaciones heterosexuales.

Otros estudios sobre esas muestras demostraron que la circuncisión disminuye también la posibilidad de infectarse con el VPH.

En el último estudio, la infección por el VPH aumentó el riesgo de adquirir el VIH, aun cuando los autores consideraron la circuncisión, los antecedentes sexuales de los participantes y si alguna vez habían tenido el virus de las verrugas genitales.

Todo eso sugiere que la vacunación contra el VPH y la circuncisión permitirían controlar la pandemia de VIH, opinó la doctora Jennifer S. Smith, de la University of North Carolina, en Chapel Hill.

"Hallar una vacuna para prevenir el VIH es la mayor esperanza para controlar la pandemia de sida, pero hasta ahora no existe", declaró Smith en un comunicado de la universidad.

"De todos modos, hay una vacuna contra varias cepas del VPH y su uso en hombres jóvenes antes del inicio de la actividad sexual podría ayudar a prevenir la diseminación de VIH", agregó.

Las dos vacunas disponibles que previenen la infección con algunas cepas cancerígenas del VPH son Gardasil, de Merck y Ceravix, de GlaxoSmithKline. En Estados Unidos, están aprobadas para las mujeres de entre 9 y 26 años. El año pasado, se aprobaron para varones de la misma edad.

Según el equipo de Smith, se necesitan más ensayos clínicos para conocer si la vacunación contra el VPH podría reducir el riesgo de infectarse con el VIH.

Si la vacuna da resultado, su costo podría ser el mayor obstáculo en los países en desarrollo, donde la transmisión del VIH es alta. Las tres dosis necesarias cuestan 400 dólares en Estados Unidos.

Se desconoce por qué la infección por el VPH eleva la posibilidad de adquirir el VIH, pero es biológicamente posible, indicó el equipo. Las lesiones cutáneas que causa el VPH, por ejemplo, actuarían como "puertas de acceso del VIH".

Además, el VPH induce la producción de ciertas proteínas inflamatorias en los genitales, lo que aumentaría la vulnerabilidad a la infección por VIH.

Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos y los Institutos de Investigación en Salud de Canadá financiaron el estudio.

FUENTE: Journal of Infectious Diseases, 1 de junio del 2010.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad