Martes, 11 de Mayo de 2010

Epidemia de VIH podría ser inminente en Filipinas: reporte

Reuters ·11/05/2010 - 14:35h

El escaso uso de preservativos, el hábito de compartir agujas y el incremento del sexo casual y la prostitución podrían desatar una epidemia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en Filipinas, de acuerdo a un nuevo estudio.

El reporte, publicado en el Journal of the International AIDS Society, dijo que los adultos jóvenes, los hombres homosexuales y bisexuales, las prostitutas, los usuarios de drogas inyectables, los trabajadores filipinos en el exterior y las parejas sexuales de todos ellos eran vulnerables a contraer el virus.

"No existen garantías de que se pueda evitar una gran epidemia de VIH en el futuro cercano", escribieron Anna Farr y David Wilson, del Centro Nacional de Epidemiología e Investigación Clínica de VIH de la University of New South Wales, en Sidney

"De hecho, una expansión de la enfermedad es sólo cuestión de tiempo, ya que los componentes de una epidemia ya están presentes en Filipinas", agregaron.

A diferencia de otros países de la región, la propagación del VIH en Filipinas fue previamente descripta como "leve y lenta" debido a su diversa geografía, el uso relativamente escaso de drogas intravenosas, el conservadurismo sexual y la alta tasa de circuncisión masculina.

Pero los autores dijeron que ahora la emergencia de una "epidemia grande, creciente y generalizada" del VIH era posible por la presencia de varias condiciones.

"Estas incluyen: bajo porcentaje de uso de condón; prácticas inseguras entre usuarios de drogas intravenosas; altas tasas de migración; crecientes tendencias de sexo extra y premarital; falta de educación y falsos preconceptos acerca del VIH/sida y factores culturales que inhiben la discusión pública de temas de naturaleza sexual", escribieron los autores.

El reporte también se centró en los 7,5 millones de filipinos que trabajan en 170 países del mundo.

"Al practicar sexo casual sin protección u otras conductas riesgosas mientras están en países de mayor prevalencia, los trabajadores filipinos se convierten en una fuente sustancial de nuevos casos de VIH cuando vuelven a sus hogares", dijeron.

Los trabajadores filipinos en el exterior representan entre el 30 y el 35 por ciento de todos los casos de VIH reportados en el país, dijo el informe.

Filipinas tiene la menor tasa de uso de preservativo de Asia, con apenas un 20 a 30 por ciento entre los grupos de riesgo de infección del VIH, como los trabajadores sexuales, agregó.

"Una percepción común es que los condones son sólo para fines anticonceptivos y no para la prevención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual", dijeron los autores.

"Este concepto está reforzado por la idea de que la Iglesia Católica desalienta el uso de preservativos. Los programas de planificación familiar del Gobierno tienen políticas contrarias a la distribución de condones entre personas solteras", añadieron.

Los diagnósticos mensuales de VIH entre hombres homosexuales aumentaron de 328 en el 2003 a 704 en el 2008, mientras que la cifra entre los hombres bisexuales se disparó de 92 a 289 en el mismo período.

La edad promedio del diagnóstico cayó significativamente, desde 36 antes del 2005 a 29 años recientemente, sostuvieron.