Martes, 11 de Mayo de 2010

Ejecutivos petroleros acuden al Senado de EEUU tras el vertido

Reuters ·11/05/2010 - 10:41h

Grandes firmas petroleras se situarán el martes en el punto de mira, cuando los legisladores estadounidenses interroguen a altos ejecutivos sobre la explosión registrada en una plataforma y el vertido de crudo que amenaza con causar una catástrofe medioambiental en el Golfo de México.

Las comparecencias se producirán en medio de una desesperada carrera contra el tiempo por contener la fuga de petróleo procedente de una filtración en un pozo después de que una explosión el mes pasado dejara 11 muertos, hundiera la plataforma y desencadenara el desastre económico y ecológico.

Los retrasos en la contención del vertido incrementan las posibilidades de que pueda convertirse en el peor vertido de petróleo en la historia de Estados Unidos, superando el accidente en 1989 del Exxon Valdez en Alaska.

BP tenía previsto intentar de nuevo contener la fuga submarina, esta vez con una cúpula más pequeña que la que ya utilizó en un intento fallido por detener la filtración, que se estima vuelca unos 5.000 barriles (795.000 litros) de petróleo al día en las aguas del golfo.

La petrolera intentará colocar un contenedor más pequeño sobre el pozo de petróleo dañado, después de que una acumulación de gas cristalizado frustrara un intento inicial de instalar una enorme cúpula de contención sobre la fuga. Después, el petróleo sería desviado hasta un carguero.

Lamar McKay, presidente de BP America, Steven Newman, presidente de Transocean, y Tim Probert, un alto ejecutivo de Halliburton, se enfrentarán con un intenso interrogatorio ante dos comisiones del Senado.

Según los testimonios escritos, los ejecutivos se acusarán unos a otros de la explosión en la plataforma y el fracaso en controlar la mancha de crudo que amenaza con devastar la vida marina, la actividad pesquera, la navegación y el turismo en la costa estadounidense del Golfo de México.

Sus compañías se enfrentan a una intensa presión política por las secuelas que dejó la explosión que causó el hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon de Transocean, cuando la firma finalizaba la perforación de un pozo para la petrolera BP.

Halliburton aparece junto a BP y Transocean en el caso debido a que ofreció una variedad de servicios a la plataforma y fue la encargada de colocar cemento sobre el pozo para estabilizar sus paredes y conectarlo.

Según el testimonio que entregará Transocean durante las audiencias del martes, la causa de la explosión fue un fallo al colocar el cemento para cubrir el pozo submarino.

BP culpa de la explosión a Transocean, propietaria de la plataforma y de la ejecución de un sistema de válvulas diseñadas para cerrar el flujo de petróleo en caso de un cambio súbito de presión.

Las acciones de BP han perdido casi un 15 por ciento desde que la plataforma Deepwater Horizon explotó, borrando cerca de 30.000 millones de dólares de su valor de mercado.

NUNCA SUPIERON LO QUE PASABA

"Lo único que sabemos con certeza es que (...) fue un inesperado y catastrófico fallo del cemento, el revestimiento, o ambos", indican las declaraciones preparadas por Newman.

El ejecutivo también indicó que la plataforma explotó tres días después de que estuviera completa la perforación y que el pozo había sido sellado con cemento. Los trabajadores que estaban sobre él nunca supieron qué los golpeó.

"También está claro que los trabajadores de la plataforma tuvieron poco (si es que tuvieron algún) tiempo para reaccionar", escribió Newman. "Las explosiones fueron casi instantáneas", agregó.

Dado que los intentos por contener el derrame han sido infructuosos hasta el momento, algunos legisladores han cuestionado si las compañías tenían la capacidad adecuada para responder al accidente.

El Gobierno del presidente Barack Obama, legisladores y grupos medioambientales dijeron que posiblemente se requerirán nuevas regulaciones para mejorar la seguridad en los pozos submarinos.

En su testimonio, los ejecutivos no darán recomendaciones sobre cómo proteger a los trabajadores de esas explosiones en el futuro, o sobre cómo prevenir y controlar de mejor manera derrames de petróleo en las profundas aguas del Golfo.

También está previsto que los tres ejecutivos involucrados acudan el miércoles ante una subcomisión de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad