Martes, 11 de Mayo de 2010

El FMI dice que la negociación colectiva en España tiene "efectos perversos"

EFE ·11/05/2010 - 07:41h

EFE - El "número dos" del Fondo Monetario Internacional (FMI), John Lipsky, dijo a un grupo de periodistas reunidos en su oficina que los países ibéricos presentarán medidas extra de ajuste esta semana a los ministros de Economía de la Unión Europea. EFE/Archivo

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard, dijo hoy que el sistema de negociación colectiva en España tiene "efectos perversos" porque son la mayoría de las grandes empresas las que determinan los salarios para todos los sectores y no es lo más indicado para las pymes.

Así lo manifestó Blanchard durante su discurso de inauguración que hizo en videoconferencia en el seminario sobre expectativas en el mercado laboral organizado por el Banco de España y el FMI, en el que afirmó que las grandes empresas pueden fijar salarios demasiado elevados para las pequeñas o medianas.

Aunque Blanchard reconoció que es "difícil" hablar del mercado laboral cuando los mercados financieros están en crisis, subrayó la necesidad de acometer reformas en el mercado de trabajo para que la economía española se recupere.

El experto del FMI afirmó que el mercado laboral en España "está funcionando mal" y que tiene "síntomas evidentes" que lo ponen de manifiesto, en referencia a la alta tasa de desempleo y la baja productividad, que es inferior a la media de la zona del euro, señaló.

Consideró que tanto la negociación colectiva como las diferencias entre los mecanismos de protección con que cuentan trabajadores fijos y temporales tienen efectos contraproducentes, porque las empresas no hacen demasiado esfuerzo para retener a los trabajadores temporales y dan poca importancia a la formación.

Por ello, dijo, España necesita dos reformas, una sobre los citados mecanismos, para que la protección de los trabajadores sea "más progresiva", ya que actualmente hay trabajadores que no están protegidos y, en algunos casos, dicha protección solo depende de su antigüedad en la empresa.

La segunda reforma sería la de la negociación colectiva, que en su opinión debe descentralizarse y hacerse en el ámbito de las empresas, a fin de que los sueldos de los trabajadores se correspondan a las necesidades empresariales, "sin que ello sea óbice para que exista un acuerdo a nivel nacional".

Para Blanchard, con estas dos reformas se reduciría el paro en España.