Martes, 11 de Mayo de 2010

Benigno Aquino, cada vez más cerca de presidencia de Filipinas

Reuters ·11/05/2010 - 05:40h

Benigno "Noynoy" Aquino se encaminaba el martes a una victoria mientras seguía el recuento de votos de las elecciones presidenciales de Filipinas, lo que dejaría en sus manos la tarea de impulsar una agenda de reformas, enfrentar la corrupción y reducir el déficit.

Las primeras elecciones automatizadas del país se realizaron mejor de lo esperado -particularmente después de un problema técnico la semana pasada- y el resultado claro y rápido permitió a los inversores dejar atrás los temores a una prolongada inestabilidad política.

"Un sólido mandato traerá continuidad política, que es lo que la gente quiere ver. Lo último que quieren es una incertidumbre como la que hemos visto en Gran Bretaña", dijo Song Seng Wun, economista regional de CIMB Research en Singapur.

"Con suerte el apoyo popular se traducirá en confianza en la economía", agregó el experto.

La Comisión de Elecciones dijo que a las 06.15 hora local (2215 hora GMT del lunes) Aquino tenía un 40,2 por ciento de los votos, tras un 78,55 por ciento de los sufragios contabilizado. El ex presidente Joseph Estrada estaba en segundo lugar, con un 25,5 por ciento de los votos.

Aquino registraba 12,3 millones de votos frente a los 7,8 millones de Estrada, con 30,4 millones de votos escrutados.

Comelec dijo que hubo una asistencia a las urnas cercana al 75 por ciento de los 50,7 millones de votantes registrados, lo que significa que cerca de 7,6 millones de votos aún no han sido contabilizados.

El senador Manuel Villar, que quedaba en tercer lugar, reconoció el resultado el martes y felicitó a Aquino por su victoria.

La popularidad de Aquino se origina principalmente en el legado de sus padres más que en su propios logros, y su plataforma anti-corrupción se beneficia de la buena voluntad generada por el nombre de la familia y su reputación de probidad.

Su padre, Benigno, fue un líder opositor asesinado en 1983 durante el gobierno de Ferdinand Marcos, y su madre, la popular Corazón "Cory" Aquino, continuó su labor y llegó a la presidencia tras la revolución que sacó a Marcos del poder.

Su muerte en agosto pasado condujo a una campaña movida por la emoción para que Noynoy se postulara al cargo.

"Aquino tendrá que probar que su escaso currículum político no le impedirá diseñar políticas de manera efectiva, cuando trate de lidiar con los inevitables intereses en competencia", dijo en un reporte Roberto Herrera-Lim, director para Asia del Eurasia Group.