Martes, 11 de Mayo de 2010

El origen del 30% de los abortos es la falta de protección

Una de cada tres mujeres que interrumpe su embarazo lo hace por segunda vez, según las clínicas especializadas

VANESSA PI ·11/05/2010 - 01:00h

Un 28,7% de las mujeres que abortaron en una clínica privada en España el año pasado se había quedado embarazada por no haber utilizado ningún método anticonceptivo. El dato aparece en un estudio que presentó ayer la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (Acai). Es el primer estudio de este tipo que realizan estas clínicas, responsables del 98% de los abortos que se realizan en el país.

El informe, realizado por una empresa externa con datos de 600 mujeres que abortaron por decisión propia (se excluyó a las que lo hicieron porque el feto corría peligro), pone de relieve que "hay mucha información pero poca formación" sobre salud sexual y reproductiva, como destacó el presidente de Acai, Santiago Barambio.

"Hay mucha información, pero poca formación sexual", dice la Acai

Por edades, cuanto mayor es la mujer que aborta, menos anticonceptivos utiliza. Así, un 35,2% de las mujeres de 30 a 34 años que abortaron no había usado anticonceptivos. Este porcentaje se redujo hasta el 18% en las chicas de 15 a 19 años. Barambio explicó que esto se debe a que las mujeres más mayores temen menos quedarse embarazadas.

El presidente de la asociación de clínicas también destacó que del 68,4% de mujeres que sí habían tomado precauciones para no quedar embarazadas, un 70,9% dice que hizo mal uso del método. Por ejemplo, de las que usaron preservativo, un 72,8% lo puso mal o se le rompió. El condón es el anticonceptivo más usado: un 43% de las mujeres que abortaron lo usa habitualmente, aunque prescindiera de él la vez que quedó preñada.

La falta de formación también se aprecia en el hecho de que un 4% de los embarazos no deseados se produjo en mujeres que usaban como método anticonceptivo el llamado método ogino, muy poco fiable, ya que se basa en evitar las relaciones sexuales en los días del mes que la mujer es fértil, algo muy difícil de calcular de un modo preciso.

Las chicas de 15 a 19 años retrasan el aborto dos semanas más que la media

Un 8,8% hace la marcha atrás

También es significativo que un 8,8% de las mujeres que interrumpieron su embarazo, utilizaban como método habitual la marcha atrás. "Existen muchos anticonceptivos, pero la gente no sabe dónde adquirirlos o cómo. Surgen dudas a diario y es difícil tener a alguien que te apoye entonces", explicó la portavoz de Acai, Eva Rodríguez.

Contó, por ejemplo, el médico explica cómo tomar la píldora anticonceptiva, pero, ¿qué pasa si la mujer vomita? ¿Se la debería volver a tomar? ¿Perdería efecto el anticonceptivo? Son dudas que surgen a diario a miles de mujeres.

Las mujeres se protegen menos a medida que cumplen años

El informe también revela que tres de cada diez mujeres que abortaron ya lo habían hecho antes. Para un 23,5% fue su segundo aborto. Un 5,5% ya había interrumpido su embarazo otras dos veces y un 4,3%, otras tres.

Con datos como estos sobre la mesa, la Acai insistió en la necesidad de "reforzar las estrategias en materia de salud sexual y reproductiva", sobre todo en las menores, insistió Barambio. De hecho, las jóvenes de entre 15 y 19 años son quienes más esperan a interrumpir el embarazo, una media de diez semanas, frente al promedio general de ocho.

La entrada en vigor de la Ley del Aborto, el cinco de julio, debería mejorar la formación de la población en salud sexual. Las clínicas aplaudieron su aprobación, en marzo, al considerar, como el Gobierno, que la nueva norma protegerá mejor a las mujeres.

Desarrollo de la norma

No obstante, los representantes de la Acai manifestaron ayer inquietud porque todavía no se les ha informado del reglamento necesario para aplicar la ley. Barambio denunció que no se ha definido cómo constará a los médicos que las chicas de 16 y 17 años han informado a sus padres de su decisión de abortar.

La secretaria general de Política de Igualdad, Isabel Martínez, aseguró que el reglamento, "muy simple, porque la ley es bastante clara", estará listo a tiempo. Según explicó, el Gobierno ultima dos reales decretos, en los que también definirá el funcionamiento del registro de objetores.