Lunes, 10 de Mayo de 2010

Tarragona pide a la SGAE que le aclare las cuentas

El ayuntamiento quiere saber cuánto le cuestan los derechos de autor

MARIA MORELL ·10/05/2010 - 22:45h

MARIA MORELL - El alcalde de Tarragona.

El Ayuntamiento de Tarragona quiere que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) le aclare las cuentas y para ello aprobó hoy una moción. La proposición, que se trasladará a administraciones superiores, quiere saber cuánto cuesta al consistorio la factura de los derechos de autor, en qué conceptos y de qué manera este dinero revierte en los artistas locales, a los que "supuestamente se benefician", según el texto aprobado por 14 votos (PSC-ERC) y 12 abstenciones (CiU-PP).

Más transparencia

El texto hace referencia a la resolución aprobada por la Federación Catalana de Municipios, que considera "desproporcionadas" las tasas que cobra la entidad privada sin ánimo de lucro para los espectáculos festivos. La proposición también recuerda que la Comisión de la Competencia ha concluido que la SGAE necesita más transparencia y que las tarifas son "discriminatorias y perjudiciales para los usuarios".

La moción considera un "abuso" el canon digital y tener que pagar más de una vez los derechos de autor cuando se trata de música ambiental, así como las inspecciones a los centros de la tercera edad, asociaciones culturales, escuelas, y centros deportivos y comerciales.

La cuestión levantó un intenso debate y uno de los ponentes, el democristiano Albert Vallvé, dijo que la situación era digna de "los hermanos Marx". La portavoz socialista, Begoña Floria, presentó enmiendas al texto original, en el que se pedía "rechazar los abusos que ejerce la SGAE sobre los establecimientos y entidades de nuestra ciudad". Floria justificó las modificaciones porque "no tenemos constancia de ninguna ilegalidad en Tarragona y no nos podemos fiar de fuentes de Internet; si existen, que las denuncien".

Al final, en un texto mucho más descafeinado que el original, también se suprimió el concepto de "factura detallada" para no incumplir la Ley de Protección de Datos.