Lunes, 10 de Mayo de 2010

Obama designa a otra mujer como jueza para el Supremo

El tribunal contaría por primera vez con tres magistradas

ISABEL PIQUER ·10/05/2010 - 21:00h

Obama con Kagan ayer, durante su nominación. - J. W. / AFP

Otra mujer al Tribunal Supremo. Y otra neoyorquina. Barack Obamaha nombrado a Elena Kagan, actual procuradora general, candidata al máximo órgano judicial de Estados Unidos, para ocupar el puesto del juez John Paul Stevens, que se retirará dentro de un mes. Ya son dos las mujeres que elige el presidente estadounidense. En 2009 nominaba a la primera latina, Sonia Sotomayor, que asumió su puesto el pasado agosto.

La nominación deberá ser aprobada por el Senado, donde los republicanos han anunciado una "intensa discusión". Kagan ya fue objetivo del escrutinio de los legisladores cuando fue nombrada procuradora general el año pasado y consiguió algunos votos conservadores.

En su breve discurso, Obama urgió al Senado a aprobar la nominación "rápidamente" y "con el apoyo de los dos partidos" para que Kagan pueda ocupar su puesto en la próxima sesión de deliberaciones, en octubre.

Dos precedentes

Con Kagan se crean dos precedentes. Por primera vez, tres mujeres podrían sentarse en la Corte Suprema (además de Sotomayor, está Ruth Bader Ginsburg). Y, por primera vez, el máximo órgano judicial de EEUU no tendría un juez protestante, la religión mayoritaria del país. De confirmarse Kagan, sumarían seis católicos y tres judíos. La procuradora también es la candidata más joven en postular por el puesto.

De ser confirmada, no se espera que cambie el equilibrio ideológico de la corte. Su antecesor, Stevens, ya era considerado progresista.

De ser confirmada, no se espera que cambie el equilibrio ideológico de la corte

Kagan, 50 años, nunca ha ejercido de juez, algo que podría complicar su confirmación, pero fue la primera mujer en ser decana de la facultad de leyes de Harvard. También fue profesora de Derecho Constitucional en la Universidad de Chicago, donde ejerció Obama en la misma especialidad. Nacida en el Upper West Side, el barrio más progresista de Manhattan, creció en el seno de una familia judía de clase media. Su padre era abogado y su madre profesora en el colegio público Hunter, donde Elena estudiaría años más tarde. Sus dos hermanos también son profesores. Estaban presentes en la ceremonia en la Casa Blanca.

Sus antiguos compañeros de clases contaban, en algunas de las biografías aparecidas en la prensa estadounidense, que Kagan era trabajadora, ambiciosa, segura de sí misma, brillante y que su gran aspiración, en sus tiempos de estudiante, era ser.... jueza del Tribunal Supremo. "Amo la ley porque protege nuestra democracia, nuestras libertades", dijo Kagan en su breve alocución en la Casa Blanca, en la que prometió defender "al estadounidense de a pie".