Lunes, 10 de Mayo de 2010

El café y las gaseosas no causarían cáncer de colon

Reuters ·10/05/2010 - 18:35h

Por Frederik Joelving

Un nuevo estudio reconoció que es posible seguir disfrutando del café sin preocuparse de que ese consumo aumente el riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Y lo mismo ocurriría con las gaseosas. En tanto, el té estuvo asociado con un pequeño aumento del riesgo de desarrollar la enfermedad. Pero eso, para los autores, podría haber ocurrido por azar.

Las tasas de cáncer de colon varían hasta 25 veces entre los países, y los expertos lo atribuyen a las diferencias en el estilo de vida. El café y el té, por ejemplo, contienen una mezcla de sustancias que promoverían o prevendrían el cáncer. La pregunta es ¿quién tiene la última palabra?

"Reducir o eliminar el consumo de bebidas dulces ha sido el blanco principal para prevenir los principales cánceres", dijo el doctor Barry Popkin, de la University of North Carolina, que no participó en el estudio.

Tras reunir datos de varios estudios previos, un equipo de Harvard analizó a 700.000 personas durante 20 años luego de que habían modificado los hábitos alimentarios.

Menos de una de cada 100 personas desarrolló cáncer de colon, y ni el consumo de café ni el de gaseosa modificó esa tasa significativamente.

"Beber café, incluso más de seis tazas por día, no estuvo asociado con el riesgo de desarrollar cáncer de colon", dijo Xuehong Zhang, de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Los resultados, publicados en el Journal of the National Cancer Institute, coinciden con los de estudios previos sobre el consumo de café.

Las gaseosas siempre estuvieron asociadas con un aumento de los factores de riesgo del cáncer de colon, como la obesidad y la diabetes, pero nunca hubo estudios específicos sobre esa relación.

El nuevo trabajo, dijo Zhang, debería interpretarse con precaución, dado que muy pocas personas beben grandes cantidades de gaseosa o más de 530 centímetros cúbicos por día.

Otra limitación es que los adultos suelen beber menos gaseosa que los niños. "El consumo de bebidas dulces debería evaluarse en los primeros años de vida", señalaron en un editorial sobre el estudio Cynthia A. Thomson y María Elena Martínez, de la University of Arizona.

Los grandes bebedores de té (por lo menos cuatro tazas por día) tuvieron un 28 por ciento más riesgo de desarrollar cáncer de colon. De todos modos, eso pudo deberse al azar o a factores que el equipo no midió, como el agregado de azúcar y leche o el consumo de algún producto panificado.

"Hasta el momento, la relación entre el té y el cáncer de colon es poco clara", finalizó Zhang.

FUENTE: Journal of the National Cancer Institute, online 7 de mayo del 2010.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad