Lunes, 10 de Mayo de 2010

El órdago de la UE ahuyenta la especulación

El plan de emergencia dispara espectacularmente las bolsas y provoca una leve mejoría del euro

F. SAIZ / P. BLÁZQUEZ ·10/05/2010 - 17:40h

Objetivo cumplido, de momento. Tras el golpe sobre la mesa que la Unión Europea (UE) dio el pasado fin de semana con su plan de emergencia, los mercados, en apariencia amedrentados por la potencia de fuego de las medidas, reaccionaron ayer de forma sorprendentemente dócil. Ante el arsenal financiero desplegado por las autoridades europeas, los especuladores, que llevan meses apostando a la baja contra los mercados de acciones, de bonos y de divisas, optaron por una prudente retirada, y dieron paso a una remontada espectacular que pilló con el pie cambiado a más de un inversor.

La intimidación está basada fundamentalmente en dos tipos de medidas: la creación de un fondo de 750.000 millones para estabilizar los mercados y la autorización al Banco Central Europeo (BCE) para que compre deuda de los países europeos en los mercados secundarios (los que negocian las transacciones en la emisiones ya realizadas). La primera parte del plan está por concretar y sólo tuvo un efecto psicológico, pero la posibilidad de que el BCE comprara deuda de los países del sur de Europa se materializó en la misma mañana de ayer, según confirmaron fuentes de la entidad, y su repercusión en los mer-cados fue inmediata y visible.

La bolsa española gana en un solo día casi lo que perdió la semana pasada

La subida más vertiginosa se registró en el Ibex-35, el principal índice bursátil es-pañol, que en una sola sesión ganó lo nunca visto: un 14,43%, que en términos de capitalización bursátil supone un aumento de 45.000 millones de euros. De esta forma, recuperó casi en su totalidad las pérdidas acumuladas durante la semana pasada.

Los grandes bancos fueron los que mejor rentabilizaron la jornada. Santander se colocó a la cabeza de las subidas, al anotarse una espectacular revalorización del 23,22%, seguido de BBVA, que subió un 22,03%. El motivo de esta recuperación es doble. Por un lado, la banca es la principal beneficiada de las medidas aprobadas por la UE, pero además es el sector en el que los fondos de alto riesgo han acumulado mayores apuestas a la baja; de esas que ayer tuvieron que deshacer apresuradamente en muchos casos con pérdidas.

Otros mercados

Se abarata un 11% la rentabilidad de los bonos a diez años

En el resto de los mercados de acciones europeos las subidas también fueron muy importantes, aunque algo más suaves que en España. El índice Eurostoxx 50 registró una ganancia del 10,35%. Los parqués de París (+9,66%), Milán (+11,28%), Lisboa (+10,73%) y Atenas (+10,51%) fueron los más favorecidos, como la semana pasada habían sido los más castigados. Incluso Wall Street registró la mayor subida del año al ganar un 3,90%.

Pero si la recuperación en las bolsas fue de vértigo, también impresiona asomarse a los gráficos de la renta fija. En una sola jornada, la rentabilidad del bono español a diez años cayó más del 11%, y el tipo de interés al que el Gobierno español tiene que pagar el bono está en el 3,92%, frente al 4,43% del viernes pasado. Esta brusca caída, que abarata los intereses de las próximas emisiones de deuda por parte de España, está directamente relacionada con las compras realizadas ayer por el BCE en el mercado secundario, aunque oficialmente no se reveló qué países se beneficiaron de estas operaciones.

La cotización del euro también se recuperó tras las caídas de las últimas semanas, aunque al final de la jornada se desinfló.

"La UE ha ganado una batalla, pero está por ver si ha ganado la guerra"

¿Será el día de ayer un punto de inflexión en la crisis financiera que ha colocado contra las cuerdas a Grecia y ha puesto en riesgo la estabilidad de economías como las de España y Portugal? Nadie, ni en Bruselas ni en los mercados se atrevía ayer a asegurarlo, dado el alto grado de volatilidad de los mercados. "La UE ha ganado una batalla, pero está por ver si ha ganado la guerra", dijeron fuentes del sector financiero.

Por si sirve de aviso, la agencia de calificación de riesgo Moody's anunció ayer que en las próximas semanas podría volver a revisar a la baja el grado de solvencia de la deuda soberana griega. En un comunicado, Moody's advirtió de que en próxima recalificación la rebaja de la nota "será probablemente sustancial", lo cual amenaza con llevar la deuda del país hasta el nivel de bonos basura, como ya hizo la agencia Standard & Poor's a finales de abril.