Lunes, 10 de Mayo de 2010

Los partidos británicos dicen que avanzan hacia un acuerdo

Reuters ·10/05/2010 - 15:11h

Los conservadores británicos y los liberales demócratas dijeron el lunes que habían hecho progresos en unas conversaciones para llegar a un acuerdo de poder tras unas elecciones poco concluyentes que han dejado a los mercados esperando un final rápido a este punto muerto político.

El negociador liberal-demócrata David Laws aseguró que su partido quería aclaraciones de los conservadores en cuestiones como el gasto en educación, un sistema tributario más justo y la reforma electoral.

Portavoces de los dos partidos se negaron a hacer declaraciones sobre una información de Sky News de que habían llegado a un principio de acuerdo que presentarían el lunes a sus diputados.

Los conservadores de centroderecha de David Cameron y la formación menor de centroizquierda de los liberales-demócratas no dieron más detalles de su último intento de llegar a un acuerdo que podría llevar al primer gobierno de coalición en Reino Unido desde los años 70.

Las negociaciones se centran en la mejor forma de reconstruir la economía después de la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial y sobre el recorte de un déficit presupuestario récord, según dijeron destacados miembros del partido el fin de semana.

"Hemos hecho más progresos", dijo William Hague, jefe de las negociaciones para los conservadores. "Ahora vamos a informar a David Cameron y a celebrar reuniones con nuestros colegas parlamentarios".

El negociador de los liberales-demócratas Danny Alexander dijo que se habían hecho "buenos progresos", pero se negó a decir si ambas partes estaban cerca de llegar a un acuerdo.

Gordon Brown, cuyo Partido Laborista ha gobernado en Reino Unido desde 1997, sigue siendo primer ministro mientras continúen las negociaciones y todavía espera poder atraer a los liberales demócratas y mantener el poder.

Los conservadores ganaron la mayoría de los escaños en las elecciones, pero se quedaron a 20 de la mayoría del Parlamento de 650 miembros. Quieren el apoyo del tercer partido, los liberales-demócratas de Nick Clegg, en una coalición formal o en un acuerdo de poder compartido.

Los dos partidos, que no están de acuerdo sobre una reforma electoral, inmigración y los vínculos de Reino Unido con la Unión Europeo, tienen un tiempo limitado para llegar a un acuerdo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad