Lunes, 10 de Mayo de 2010

Decenas de arrestos e incautación de armas a la Mafia italiana

Reuters ·10/05/2010 - 10:49h

La policía italiana arrestó el lunes a docenas de miembros de varios grupos mafiosos en una amplia operación en la que se incautó una gran cantidad de armas procedentes de Bosnia.

Los agentes antimafia dijeron que las acciones tuvieron lugar en varias zonas del sur de Italia contra miembros de la Cosa Nostra siciliana y la Camorra napolitana que buscan hacerse con el control del comercio de frutas y verduras del sur de Italia.

La policía emitió más de 70 órdenes de detención y confiscó millones de euros en propiedades inmobiliarias, armas y vehículos.

Uno de los arrestados, Paolo Schiavone, de 27 años, un jefe ascendente en el clan Casalesi de la Camorra, fue atrapado en un crucero de lujo cuando volvía de su luna de miel, dijo la policía.

Las imágenes de vídeo distribuidas por la policía mostraron que entre las armas incautadas había lanzadores de cohetes, rifles militares y granadas.

La policía añadió que la mayoría de las armas fueron introducidas ilegalmente dese Bosnia para alimentar los arsenales de los clanes delictivos.

El general Antonio Girone, director de la Policía Antimafia del área de Nápoles, dijo que era preocupante la relación que se había apreciado entre grupos que tradicionalmente han trabajado por separado en sus territorios.

"En cualquier situación donde existe una alianza entre grupos armados, estos serán más difíciles de desmantelar", dijo a la televisión italiana.

La operación abortó el plan de los grupos delictivos de hacerse con el control del lucrativo comercio de frutas y verduras en todo el sur de Italia, desde Roma hasta Sicilia. .

Coldiretti, un grupo de agricultores, dijo que la introducción del crimen organizado en el comercio, incluido el control del transporte de camiones, infló los precios de la producción al consumidor en un 200 por ciento.

Los precios se incrementaron como resultado directo de la extorsión impuesta por los grupos delictivos a los agricultores, transportistas y tiendas, que se vieron forzados a pasar el coste a los consumidores.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad