Lunes, 10 de Mayo de 2010

La crisis también pasa factura a Merkel

La caída en las elecciones del partido de la canciller alemana, sigue a las de Berlusconi, Sarkozy y Brown

PÚBLICO.ES/EFE ·10/05/2010 - 09:56h

La CDU de Merkel ha caído como ya lo hicieran los partidos de otros pimeros ministros o presidentes en Europa. AFP

Los resultados definitivos de las elecciones alemanas confirman la pérdida de poder de la canciller, Angela Merkel. Con el auge de socialdemócratas y verdes, la Unión democristianos cede su mayoría en el Bundesrat (Cámara Alta). Merkel es la última víctima de una crisis financiera, cuyo impacto en las urnas ya han comprobado Nicolas Sarkozy, Silvio Berlusconi o Gordon Brown.

Pese a que Alemania se recupera a buen paso y que su industria vuelve a ser un motor fundamental de Europa, el paquete de ayudas a Grecia, ha jugado una mala pasada a la canciller.

Aunque la CDU de Merkel ganó porcentualmente en el Renania, el estado más poblado de Alemania, la diferencia con sus rivales es mínima. Un 0,1 % de los votos separan a democristianos y socialdemócratas del SPD allí. Pero en términos generales, la CDU perdió más de 10 puntos frente a los celebrados en 2006.

En Renania del Norte, el partido de Merkel obtuvo un 34,6 por ciento de votos, mientras la oposición socialdemócrata consiguió un 34,5 por ciento. Éste es el resultado más ajustado que se recuerda.

A su vez, los verdes lograron un 12,1 % y duplicaron casi los votos de hace 5 años. Los liberales consiguieron por su parte un 6,7 por ciento y el partido de La Izquierda un 5,6, con lo que logra por primera vez representación en la cámara de Düsseldorf.

Comienzan las quinielas por la coalición

El reparto de escaños es tan variado que resulta difícil adivinar quién se aliará con quién

Los resultados suponen la pérdida del poder de la hasta ahora gobernante coalición de cristianodemócratas y liberales, la misma que gobierna en Berlín, y una apuesta por una nueva alianza de socialdemócratas y verdes. No obstante, estos tampoco llegar a sumar una mayoría parlamentaria.

El reparto de escaños concede 67 mandatos a la CDU, otros 67 para el SPD, 23 para los Verdes, 12 para los liberales y 11 para La Izquierda. Matemáticamente es posible una gran coalición de cristianodemócratas y socialdemócratas, así como una alianza entre socialdemócratas y Verdes a la que podría sumarse La Izquierda.

Estos resultados vienen a constatar la tendencia en toda Europa como consecuencia de la crisis. En Italia,el Partido de Silvio Berlusconi sufrió un varapalo en las regionales de marzo. El PdL, sin embargo, sigue teniendo fuerza, gracias a la xenófoba Liga Norte. En las regionales francesas, la UMP de Sarkozy sólo ganó en uno de los 22 Consejos; y en Reino Unido, el pasado viernes el electorado confirmó la caída a los abismos del Laborismo de Gordon Brown.

Noticias Relacionadas