Lunes, 10 de Mayo de 2010

Siete muertos y 14 heridos durante las elecciones filipinas

Los caciques locales dinamitan un proceso en el que la fuerza es empleada como arma para discutir la política

EFE ·10/05/2010 - 09:05h

La presidenta Macapagal Arroyo, votando durante el día de hoy. AFP

Al menos siete personas han muerto y otras 14 han resultado heridas en las últimas 24 horas en varios actos de violencia relacionados con las elecciones presidenciales y locales en Filipinas. Unos 250.000 agentes y soldados han sido desplegados por todo el archipiélago para frenar la violencia. Pero se están viendo incapaces de acabar con los ejércitos de mercenarios a sueldo de los caciques locales que acosan a los electores.

Los colegios electorales estarán abiertos de las 07.00 hora local (01.00 horas en España), hasta las 19.00 hora local (13.00 horas), con la violencia como panorama de fondo. Al menos dos personas murieron y otras cuatro resultaron heridas hoy en un tiroteo entre partidarios de dos candidatos a teniente de alcalde en un colegio electoral de la provincia de Maguindanao, en la sureña isla de Mindanao.

El mayor Randolph Cabangang, portavoz del comando de las Fuerzas Armadas desplegado al este de Mindanao, explicó que el altercado sucedió a las 11.50 horas y obligó a suspender las votaciones en ese lugar.

En otro colegio electoral de La Unión, en el norte de Filipinas, la explosión de una bomba artesanal causó heridas leves a cuatro personas que iban a votar y no se canceló el proceso. Otros dos artefactos explosivos estallaron sin causar víctimas cerca de sendas escuelas en la sureña población de Marawi.

La fuerza como solución política

Los procesos electorales en Filipinas se caracterizan por estos episodios violentos

Antes de que comenzase la jornada electoral, tres aliados de un candidato a alcalde murieron y otros diez fueron heridos en un tiroteo en la provincia meridional de Zamboanga Sibugay, en Mindanao, según la Policía. También de madrugada y en Mindanao, el seguidor de un candidato a vicegobernador de la provincia de Cotabato del Norte fue asesinado a tiros mientras regresaba a su casa en una motocicleta y su acompañante resultó herido de gravedad.

Según la Policía, los agresores eran sicarios del aspirante rival. Poco después, otra persona murió y varias resultaron heridas durante un enfrentamiento entre los simpatizantes de dos aspirantes a una alcaldía en la isla de Palawan, en el oeste de Filipinas.

Los procesos electorales en Filipinas se caracterizan por estos episodios violentos en los que los candidatos solucionan por la fuerza sus disputas políticas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad