Lunes, 10 de Mayo de 2010

"Es un parche lo que han puesto ahí"

La caja negra del JK5022 revela que los pilotos cuestionaron la labor de los mecánicos

PÚBLICO ·10/05/2010 - 08:00h

Opararios recogiendo restos del avión de Spanair siniestrado en agosto de 2008.

Los pilotos del avión JK5022 de Spanair accidentado el 20 de agosto de 2008 en el aeropuerto de Barajas (Madrid), en el que murieron 154 personas, cuestionaron el trabajo de los mecánicos en la aeronave justo antes de iniciar el despegue. La Cadena Ser desveló anoche el contenido de las cajas negras del aparato siniestrado. El avión, un MD-82 de la compañía estadounidense Boeing, tuvo que suspender un primer despegue debido a un aumento en una sonda de temperatura. La aeronave regresó a la zona de los hangares, donde fue revisada por los técnicos de mantenimiento.

Según reveló la Cadena Ser, poco antes del accidente el comandante pregunta al copiloto si los mecánicos habían cambiado el relé del avión, la pieza que había fallado. Cuando se entera de que no lo han cambiado, sino que lo han quitado, exclama asombrado: "¡Cómo van a quitar el relé!".

En las grabaciones, un mecánico pide "una bolsa de hielo" para "enfriar la sonda". "La temperatura volverá a subir, es un parche lo que han hecho ahí", contesta el comandante. "Pero poner hielo a un sensor para que esté dentro del límite...", apunta entre dudas un tercer tripulante de la cabina.

Los últimos segundos de conversación, justo antes de estrellarse, revelan la angustia de los pilotos por levantar el avión del suelo. "Toco madera, tío. Nosotros vamos a pedir no volar juntos", le dice el copiloto al comandante. De repente, algo falla. "Cagüen la puta", se queja el copiloto. En cabina se escuchan los sonidos de la bocina de alarma. "¿Cómo coño se quita la voz? Vuela el avión. Me cagüen la mar. Vuélalo. Vuélalo", suplica el comandante. Tras los golpes, llegan los gritos. Y el silencio.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad