Lunes, 10 de Mayo de 2010

"Son casos especiales"

Rafael Matesanz. Coordinador de la ONT

·10/05/2010 - 08:10h

Rafael Matesanz. Coordinador de la ONT. 

1. ¿Existe un protocolo de atención psicológica para los trasplantados?

No, cada órgano requiere de unas características distintas. El caso del trasplante de cara, así como el de antebrazo o el próximo que se prevé de piernas, es especial y requiere de mucha fortaleza psicológica.

2. ¿Por qué?

En el caso del trasplante de cara, hay dos razones. La primera, que requiere de un periodo de rehabilitación muy prolongado, ya que los nervios del donante no se unen a los del receptor, sino que estos han de crecer, y lo hacen a un ritmo muy lento. La segunda es que el receptor se encontrará con un aspecto nuevo que, aunque no se parezca al del donante, sin duda tiene que causar un gran impacto.

3. ¿Se podría repetir hoy un caso como el del neozelandés que pidió que le retiraran la mano que le habían trasplantado?

No. En primer lugar, porque hoy ya se sabe que no está indicado un trasplante unilateral, ya que, con una sola mano, uno se puede manejar. Pero, además, ese caso es más novelesco que real, no es común.

4. ¿Por qué no hay atención psicológica para trasplantes más comunes, como el de riñón?

Esto era más común antes; al ser una técnica joven, se prestaba más a ello. Y, a veces, el trasplantado te decía: "A mí no me hace falta un psicólogo, me hace falta un riñón".

Noticias Relacionadas