Lunes, 10 de Mayo de 2010

El lehendakari 'castiga' con el olvido al presidente

La ausencia de Zapatero desluce la celebración del primer aniversario del cambio en Euskadi

GONZALO LÓPEZ ALBA ·10/05/2010 - 08:00h

López, ayer, durante la Fiesta de la Rosa. - HUMBERTO BILBAO

La celebración socialista del primer aniversario del Gobierno de Patxi López en Euskadi, que se hizo coincidir ayer con su tradicional fiesta de la rosa, se vio deslucida por la ausencia de José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque desde Moncloa se informó en la noche del sábado al lehendakari de que el presidente había decidido cambiar su agenda para visitar al rey, "atendiendo al calendario establecido por Zarzuela", el malestar entre los socialistas vascos fue latente y patente.

Su presencia estaba anunciada en los carteles y nadie los corrigió ni los descolgó. "¿Y Zapatero no viene este año?", preguntó a su compañero de mesa uno de los varios miles de militantes que, también desde otras autonomías, acuden cada año a esta cita tradicional del PSE. "Sí, sí que viene aunque es raro que no esté ahí con Patxi", respondió el interpelado. En ese momento había concluido la pasarela de vips y Patxi López recibía en solitario el protocolario recibimiento del aurresku.

Ni Blanco ni Pajín

En contra de lo habitual, el lehendakari omitió toda referencia a Zapatero y sólo el alcalde de Barakaldo, como anfitrión, lamentó la ausencia del presidente, sin más explicaciones. Tampoco estuvieron el número dos del PSOE, José Blanco, ni la secretaria de organización, Leire Pajín. La máxima representación la ostentaron, por la ejecutiva federal, Eduardo Madina, Antonio Hernando y Maru Menéndez, y por el Gobierno, Ángel Gabilondo y Cristina Garmendia. De los presidentes autonómicos, únicamente acudió el asturiano, Vicente Álvarez Areces.

El lehendakari proclamó que, un año después de desalojar al PNV del poder, "el cambio funciona". "En sólo un año podemos presentar un balance de acuerdos y pactos como no se conocía", subrayó. Pero, sobre todo, destacó que se ha "subido un peldaño hacia la libertad de todos" y pidió "un esfuerzo final" de "unidad y firmeza" para "acabar con ETA".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad