Lunes, 10 de Mayo de 2010

Romay se hace con las cuentas de Rajoy

El nuevo tesorero deberá reestructurar por completo el área económica

M. J. G. ·10/05/2010 - 08:00h

El ex ministro de Sanidad, José Manuel Romay.

Hoy José Manuel Romay-Beccaría se convertirá oficialmente en el nuevo tesorero del PP en sustitución de Luis Bárcenas, que renunció definitivamente a su cargo el pasado 8 de abril por su implicación en el caso Gürtel. El líder de los conservadores, Mariano Rajoy, aprovechará la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de su partido, para ratificar, ante los suyos, su nombramiento.

Con su desembarco se producirá una reestructuración completa del área económica. Así el gerente, Cristóbal Páez, deja también sus funciones y será "recolocado". Páez llegó al partido de la mano de Bárcenas. pero en los últimos meses, sobre todo desde que tuvo que reemplazarle en julio de 2009, sus discrepancias se convirtieron en vox pópuli. Tanto que Páez piensa que ha sido cesado porque fue una de las condiciones que puso Bárcenas para romper todos sus vínculos con el PP.

Por su parte, el ex ministro de Sanidad, hombre de confianza de Rajoy, ya lleva unos días revisando las cuentas. Romay-Beccaría ya ha tomado posesión de su despacho en la sexta planta. Precisamente el viernes pasado, las estancias del PP se convirtieron en la nueva comidilla del partido al saberse que se había ocupado una de ella para guardar los enseres de Bárcenas.

'Despacho clandestino'

En vez de mandarle a su casa las cajas, estas fueron almacenadas en la tercera planta, en la sala Andalucía. Algo que llamó la atención de muchos dirigentes, sobre todo cuando vieron que se tapaba con vinilo su interior. En cuanto la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se enteró de lo que muchos calificaron de "despacho clandestino", dio orden de desalojarlo.

El PP espera no vivir a partir de ahora tantos sobresaltos

El PP espera no vivir a partir de ahora tantos sobresaltos. Romay-Beccaría ejercía de auditor de prácticas internas del PP desde que el pasado diciembre Rajoy presentó el nuevo Código Ético de su formación. Lo que muchos se preguntan ahora es si compaginará ambas tareas. Para la mayoría es una contradicción que el encargado de velar por su cumplimiento sea ahora la persona a quien hay que vigilar.

Ese código ético incluye más control en la contratación que hace el partido y establece expresamente que se "atenderá preferentemente al criterio de la oferta económica más ventajosa". Las empresas proveedoras, añade, serán informadas de que no podrán realizar atenciones a favor de miembros del PP, advirtiéndoles de que "quedarían excluidas de la contratación si contravienen esta prohibición". También se señala que las cuentas de la formación se someterán, a partir de ahora y con carácter anual, a una auditoría externa.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad