Lunes, 10 de Mayo de 2010

Minorías religiosas en las series de TV

Un estudio analiza la presencia de musulmanes y otras confesiones en los programas de ficción españoles

JESÚS BASTANTE ·10/05/2010 - 08:00h

Escena de la serie 'Los hombres de Paco'.

Andrés Pajares y Javier Cámara en ¡Ay, Señor, Señor!, el padre Camilo y don Peppone, el padre Casares La presencia de sacerdotes católicos en las series de ficción españolas ha sido una constante en la pequeña pantalla desde la Transición hasta la actualidad. ¿Imaginan como protagonistas a un imán, un pastor evangélico o un pope ortodoxo? Las minorías religiosas nunca han tenido su espacio en la televisión española. En general, su aparición siempre ha sido residual y, salvo en contadas ocasiones, ligada a la inmigración o la violencia. Sin embargo, las cosas, poco a poco, parecen cambiar, como pasó en su día con las parejas divorciadas, los homosexuales o las minorías étnicas.

Al menos así lo demuestra el informe La presencia de las minorías religiosas en las series de ficción nacional, elaborado por la Fundación Pluralismo y Convivencia, que busca "implementar una estrategia de inclusión de la pluralidad religiosa realmente existente que hay en el Estado español" y, al tiempo, romper con la dinámica que asocia lo español con lo católico.

El fin del monopolio católico

"Actualmente, las series continúan reafirmándose en ciertos valores seculares y muestran sin pudor la pérdida del monopolio de la autoridad moral de la Iglesia católica", afirman los autores del trabajo, José Luis Fernández Casadevante y Alfredo Ramos Pérez, que insisten en la importancia de la televisión como generadora de actitudes de la sociedad más acordes con la realidad del país, en el que lo católico ha dejado de ser la única opción.

Como en todo lo que envuelve a lo religioso en España, la normalización de las minorías religiosas en las series está a años luz de lo que sucede en otros países de nuestro entorno. El caso más claro es el de Estados Unidos, donde la temática religiosa aparece como un hilo narrativo más, en series de ficción tan conocidas como Sexo en Nueva York, Perdidos y, especialmente, en Bones, donde conviven con naturalidad católicos como el agente Booth con ateos (la doctora Brennan) y musulmanes (uno de los investigadores del Jeffersonian).

"Creencias de extranjeros"

En este estudio, se han analizado cinco series de éxito en España: Pelotas (La 1), Hospital Central, Aída (ambas en Telecinco), Los hombres de Paco y Física o Química (Antena 3). Esta última es la única que cuenta en su elenco con un personaje principal Quino, que no esconde su fe evangélica. Pese a que se están dando avances, la investigación de la Fundación Pluralismo y Convivencia incide en que "las confesiones minoritarias todavía son consideradas ajenas, creencias de extranjeros", un planteamiento "que mantiene implícitamente la idea de que ser católico es ser de aquí, y no serlo es de fuera".

Así, en la serie Los hombres de Paco, la presencia islámica es caricaturizada claramente mediante el recurso a los prejuicios de extranjería y violencia terrorista, mientras que en Pelotas el único no católico es un futbolista coreano y, esporádicamente, dos jugadores magrebíes.

Por su parte, en Aída la tónica general es la ausencia de cualquier referencia a lo religioso (excepción hecha de alguna mujer extranjera con velo), mientras que en Hospital Central únicamente aparece la diversidad religiosa cuando se dan problemas médicos (la testigo de Jehová que se niega a una transfusión de sangre, por ejemplo).

Un acercamiento

Sólo en Física o Química parece darse un acercamiento a estas minorías. Quino, uno de los personajes, además completamente integrado, no esconde su condición de evangélico. Pese a todo, ciertos estereotipos se mantienen, en opinión de los autores del estudio. Así, el citado Quino es el único que pretende llegar "virgen" al matrimonio y, pese a su acento claramente local, cuando acude a su culto dominical los extras son todos de origen latinoamericano. Otra vez el estereotipo de no católico: extranjero.

Frente a esta realidad, desde la Fundación Pluralismo y Convivencia se apuesta por que la sociedad española aproveche la experiencia acumulada en otras sociedades con un pluralismo religioso consolidado, y abogue por normalizar la presencia de personajes no católicos en las distintas series de televisión.

Del mismo modo, la Fundación ya está trabajando con varias productoras y equipos de guionistas para conseguir que haya más personajes de otras religiones en los productos televisivos. También persigue que algunas escenas bodas, presentaciones de niños, entierros no tengan como única referencia la de una parroquia o un cura católicos. Habrá que ver si lo acaba consiguiendo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad