Domingo, 9 de Mayo de 2010

Berlusconi y su mujer, cerca de llegar a un acuerdo de divorcio

Reuters ·09/05/2010 - 14:10h

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, está cerca de llegar a un acuerdo de separación con su mujer, Veronica Lario, quien solicitó el divorcio tras acusarlo de cortejar a una chica de 17 años, informaron diarios italianos.

La pareja y sus abogados pasaron casi cinco horas en un tribunal de Milán el sábado, dijeron los periódicos el domingo.

"Estamos cerca de llegar a un acuerdo", dijeron fuentes legales tras la reunión, sin dar detalles, según fueron citadas por la agencia de noticias ANSA.

Los diarios italianos publicaron que Veronica Lario, que había solicitado inicialmente una pensión mensual de 3,5 millones de euros, frente a la oferta de su marido de 300.000 euros, parecía dispuesta a reducir su petición después de que Berlusconi acordase cederle una lujosa villa cerca de Milán.

Aún tienen pendiente llegar a un acuerdo para los tres hijos de la pareja y su posible papel en el imperio empresarial de Berlusconi. El abogado del primer ministro no estuvo disponible para hacer declaraciones.

Veronica, de 53 años, anunció a los diarios en mayo del año pasado su intención de divorciarse del multimillonario convertido en político, después de que se hiciese público que Berlusconi había asistido a la fiesta del 18 cumpleaños de una aspirante a modelo en Nápoles. Declaró que ya no podía estar junto a un hombre "que frecuenta a menores".

Berlusconi, de 73 años, ha negado repetidamente estar implicado con la joven napolitana, pero posteriormente se vio envuelto en otro escándalo cuando una prostituta dijo que había mantenido relaciones sexuales con el político y que le habían pagado por ir a varias fiestas en la residencia de Roma del primer ministro.

Berlusconi sostiene que nunca ha pagado por mantener relaciones sexuales.

Según la legislación italiana, el procedimiento de divorcio sólo puede iniciarse tres años después de llegar a un acuerdo de separación.

El primer ministro, segundo hombre más rico de Italia, tiene tres hijos con Veronica, de 25, 23 y 21 años de edad. Pero son los dos hijos de su primer matrimonio los que juegan el papel más importante en su imperio mediático. Piersilvio es vicepresidente del grupo audiovisual Mediaset, mientras que Marina encabeza el holding Fininvest y el brazo editorial Mondadori.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad