Domingo, 9 de Mayo de 2010

El Madrid espera que el Valladolid le ayude a ganar la Liga

Reuters ·09/05/2010 - 13:39h

El Real Madrid se niega a rendirse en su batalla por la Liga con el Barcelona, y espera que el Valladolid, que trata de evitar el descenso, pueda ayudarle el próximo fin de semana en Barcelona en la última jornada.

El Madrid pisa los talones al Barça, al que tiene a un punto de distancia después de que los dos equipos ganaran el sábado, con una goleada tardía por 5-1 del Madrid al Athletic de Bilbao y un arrogante 3-2 del Barcelona en Sevilla.

Los históricos rivales han batido el anterior récord de puntos con 92, conseguido además con 22 equipos en vez de los 20 actuales: Los de Pep Guardiola son líderes con 96 puntos y los de Manuel Pellegrini, segundos con 95. El Valencia está en una lejana tercera posición con 68 puntos.

El Madrid jugará su último partido contra el Málaga, otro candidato al descenso, y el Barça lo hará en casa ante el Valladolid, que fichó a principios de abril al ex seleccionador español Javier Clemente y está haciendo un último esfuerzo por conseguir la permanencia.

"Esperemos que el señor Clemente nos eche una manita poniendo uno o dos autobuses (en la portería)", dijo el defensa del Madrid Álvaro Arbeloa a los periodistas después del partido contra el Athletic.

"Vamos a Málaga con la idea de llegar a los 98 puntos. Si ellos consiguen 99, pues habrá que felicitarles", dijo el portero Iker Casillas.

La diferencia esta temporada entre el Barcelona y el Madrid la marcó la victoria del equipo catalán en los dos clásicos en los que se han enfrentado, así como el rendimiento de los jugadores clave.

El portero Víctor Valdés, el defensa central Gerard Piqué, el centrocampista Xavi y el pichichi de la Liga, Lionel Messi, todos ellos salidos de la cantera, han constituido la columna vertebral de la magnífica carrera de los catalanes.

Clemente dijo el pasado mes en su columna del Marca que el Barcelona juega como un equipo de excepcionales jugadores, mientras que el Madrid, con fichajes carísimos como Cristiano Ronaldo y Kaká, tiene jugadores excelentes pero no juega en equipo.

Guardiola se mantuvo cauto después de la victoria en Sevilla, advirtiendo a su plantilla de que todavía queda trabajo por hacer para conseguir su segunda Liga consecutiva.

"Esto no está acabado, todavía no hemos ganado el título", dijo en rueda de prensa. "No podemos ir al estadio (la próxima semana) pensando que el trabajo ya está hecho", añadió.

"La gran suerte es depender de nosotros, pero hay que ganar el partido de la semana que viene, porque el Valladolid necesita salvarse".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad