Domingo, 9 de Mayo de 2010

El Rey se recupera favorablemente de la operación

Reuters ·09/05/2010 - 08:41h

El rey Juan Carlos I se recupera satisfactoriamente de la operación a la que se sometió el sábado en el Hospital Clínic de Barcelona en la que se le extirpó un tumor benigno en el pulmón derecho, según informó el hospital público catalán.

"Presenta una evolución general y cardiorrespiratoria favorable. Se ha iniciado una dieta líquida bien tolerada y la fisioterapia respiratoria habitual y ha iniciado una dieta líquida bien tolerada", informó un comunicado del Clínic emitido el sábado por la tarde.

El comunicado está firmado por el doctor Laureano Molins López- Rodó, jefe del servicio de cirugía torácica del hospital barcelonés, que dirigió la operación, y Avelino Barros, jefe del servicio médico de la Casa Real.

El sábado por la mañana, el monarca de 72 años fue operado durante dos horas y media en una toracotomía en la que se le extirpó un nódulo en el lóbulo superior del pulmón derecho que en el último examen médico anual realizado a Juan Carlos I a finales del mes pasado se vio que había aumentado de tamaño.

Los médicos han realizado un "diagnóstico intraoperatorio de lesión inflamatoria granulomatosa, con ausencia de malignidad".

En un principio, está previsto que reciba el alta hospitalaria en unos tres días, aunque tardará alrededor de dos semanas en poder reanudar sus actividades.

Hoy está previsto que reciba la visita del Príncipe de Asturias y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, según informaron medios. En el Clínic ya se encuentra la reina Sofía, y también acudió la hija mayor de los Reyes, la infanta Elena.

Tanto Sofía de Grecia como el príncipe Felipe han mostrado su satisfacción por el estado del Rey.

"Yo estoy muy bien, feliz de que ya ha pasado todo", dijo el sábado la reina, y agregó que el jefe del Estado está muy bien de ánimo. "Eso no lo pierde".

El doctor Molins explicó que "la localización de la lesión, el antecedente de tabaquismo y el que no estuviera presente hace un año son las tres condiciones que nos dicen que debemos extirpar la lesión para tener conocimiento de (...) el nombre y apellidos de lo que estábamos tratando".

Los médicos informaron de que el monarca no tendrá que recibir tratamiento posterior, descartando completamente la radioterapia o la quimioterapia, pero insistieron en que le han recomendado que deje de fumar.