Sábado, 8 de Mayo de 2010

Tamudo disputa sus últimos minutos como jugador del Espanyol

EFE ·08/05/2010 - 23:25h

EFE - El centrocampista de Osasuna Ruper avanza con el balón perseguido por el jugador del Espanyol Verdú (i) durante el partido, correspondiente a la trigésimo séptima jornada de Liga de Primera División, disputado en el estadio Cornella-Prat (Barcelona).

Raúl Tamudo, delantero del Espanyol y principal emblema del club durante las últimas temporadas, ha jugado hoy ante Osasuna los que, posiblemente, han sido sus últimos minutos como blanquiazul y se ha despedido de la que ha sido su afición desde la campaña 1996-97.

Tamudo entró en el campo en el minuto 62 en sustitución de Iván Alonso. La afición, que se pasó toda la segunda parte coreando el nombre del jugador, ovacionó al futbolista que demostró muchas ganas durante los minutos que tuvo. El de Santa Coloma tuvo dos claras oportunidades para marcar su gol.

Desde el calentamiento, Tamudo palpó el cariño de la afición. Fue ovacionado mientras calentaba con los suplentes y cuando su nombre se anunció por megafonía. Varias pancartas se podía leer: 'Hoy, mañana y siempre gran capitán. Tamudo, Gracias', 'Eterno 23', 'Tamudo capitán, líder, leyenda 23', '23 millones de gracias', '23.03.97: Nace el mito' o 'Siempre Tamudo'.

El jugador se despidió del público al final con lágrimas en los ojos. Un vídeo con sus goles recordó la trayectoria de Tamudo. Sus compañeros acabaron manteando al futbolista, que vivió una de las jornadas más emocionantes de su vida.

Tamudo no jugaba un partido oficial desde el pasado 6 de diciembre ante el Racing de Santander, que acabó con derrota españolista por 0-4. Pochettino le convocó el pasado viernes 12 de marzo para el encuentro ante el Tenerife aunque el delantero no dispuso ni de un minuto.

La despedida de Tamudo ha sido el premio a una larga trayectoria en el Espanyol que se ha visto empañada por los acontecimientos que se han producido a lo largo de esta temporada. Pochettino decidió retirarle la capitanía en el mes de julio en una decisión que causó un gran revuelo.

Aunque empezó la temporada jugando, una lesión muscular le apartó del equipo a partir de la tercera jornada. Tamudo, su agente, Pochettino y dirigentes del club se enzarzaron en una batalla dialéctica. El jugador, con el alta médica, fue descartado en numerosas ocasiones.

Antes del partido de vuelta ante el Getafe, se produjo una larga reunión para tratar de reconducir la situación del jugador. Sin embargo, Tamudo volvió a caer en el olvido después del partido ante el Racing de Santander y dejó de entrar en todas las convocatorias de Pochettino.

Aunque en los primeros meses de competición la polémica fue constante, lo cierto es que desde que empezó el año no se ha tratado en exceso este tema. Al final, Tamudo, cuyo contrato expira el 30 de junio, ha tenido la oportunidad de despedirse de una afición que le debe mucho.

Tamudo debutó en Primera División el 23 de marzo de 1997 en un partido ante el Hércules. El de Santa Coloma escribió el primer capítulo destacado de su etapa como blanquiazul al lograr el gol de la victoria que acabó siendo decisivo para la permanencia del equipo en la máxima categoría.

Aunque le costó asentarse en el primer equipo y jugó cedido en el Alavés y en el Lleida, Tamudo se reincorporó definitivamente a la disciplina del equipo blanquiazul a mediados de la campaña 1998-99. Desde entonces, se convirtió en uno de los estandartes de la escuadra barcelonesa.

Su buena trayectoria llamó la atención del Glasgow Rangers, que presentó una oferta millonaria por el jugador. Sin embargo, el de Santa Coloma no superó el examen médico y volvió al Espanyol. Aunque siempre ha habido intereses de otros clubes, el futbolista no se ha movido.

Máximo goleador de la historia del Espanyol con 129 goles, hoy ha alcanzado ante Osasuna su partido 340 en la máxima categoría. El de Santa Coloma sólo había participado con anterioridad en cinco encuentros esta campaña, ante Athletic Club, Real Madrid, Getafe, Racing de Santander y Atlético de Madrid.

Tamudo lo ha logrado casi todo con el Espanyol. Capitán durante años, campeón de la Copa del Rey, marcó en ambas finales, subcampeón de la Copa de la UEFA, autor de tantos salvadores como en la temporada 2003-04 ante el Murcia... Incluso ha llegado a ser internacional absoluto. Sus últimos goles fueron el 31 de mayo del pasado año ante el Málaga, cuando logró un 'hat-trick'.