Sábado, 8 de Mayo de 2010

Chinchilla promete escuchar y dialogar con todos los costarricenses

EFE ·08/05/2010 - 18:11h

EFE - El presidente saliente costarricense, Óscar Arias (ci), saluda, este 8 de mayo, durante una caminata hasta el Parque Metropolitano La Sabana de San José (Costa Rica), donde hará entrega del poder a la mandartaria electa del país, Laura Chinchilla.

La nueva presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, prometió escuchar y deliberar con todos los costarricenses durante los cuatro años de mandato que hoy comienza, en un discurso en el que también manifestó su propósito de actuar con humildad, honestidad y firmeza.

"Constituye, más bien, un imperativo ético escuchar, poner oído atento y deliberar. Esta premisa orientará la acción de mi Gobierno, guiada por ella abriré las puertas a todas y todos los costarricenses", dijo Chinchilla tras prestar juramento como la primera mujer presidenta en la historia del país.

"Al amado pueblo de Costa Rica y a quienes conviven con nosotros les reitero mi promesa de servirles con humildad, honestidad y firmeza", agregó Chinchilla, de 51 años, que asumió la Presidencia en presencia de nueve jefes de Estado y el Príncipe de Asturias.

Chinchilla señaló que "este es el momento para construir una política en la que el liderazgo no consista en dictar una clase o articular una arenga, sino en compartir coincidencias y articular acuerdos".

La nueva presidenta hizo constantes referencias a la historia del país y a la decisión, hace 61 años, de abolir el ejército, y dijo que trabajará por una Costa Rica "capaz de mantener su liderazgo moral en el mundo gracias a la defensa de la paz, la libertad y los derechos humanos".

También subrayó que luchará por una nación "más segura y más tranquila, con mayor y mejor presencia policial", para lo que buscará "una más depurada cultura de legalidad".

Insistió en sus compromisos electorales de construir una nación más próspera y competitiva, y volcada con las micro, pequeñas y medianas empresas.

Reiteró, además, su apuesta por el desarrollo ecológico con el fin de tener "una Costa Rica próspera y verde" y, al mismo tiempo, volcada sobre las nuevas tecnologías y la innovación.

Dijo que el mundo vive un periodo de "hondas mutaciones y múltiples desafíos" y que "uno de sus capítulos más aleccionadores ha sido la reciente crisis económica, urdida y causada por el antivalor de la ambición".

Chinchilla llamó a todos los sectores del país a trabajar juntos para dar respuesta a los desafíos, porque "pasadas las elecciones, se han creado y abierto espacios para conversar y desembocar en acuerdos concretos de bien común".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad