Domingo, 9 de Mayo de 2010

Los 'sabios' de la UE dan su apoyo a Turquía

El panel critica a París por bloquear la candidatura turca

DANIEL BASTEIRO ·09/05/2010 - 08:00h

El ex presidente Felipe González, ayer, en Bruselas.- AFP

Una nueva voz pidió ayer el ingreso de Turquía en la Unión Europea, varado por las reticencias de varios países, encabezados por Francia. El grupo de 11 sabios que preside Felipe González presentó, dos años y medio después de recibir el encargo, su informe sobre el futuro de Europa.

El texto supone un espaldarazo a la candidatura turca, vista en los círculos de poder comunitario con recelos, por las diferencias culturales, su situación geográfica y su población de 75 millones, que convertiría al país en el segundo socio europeo, tras Alemania. El informe critica entre líneas el bloqueo francés, y recuerda que "los verdaderos límites de Europa" se remiten a cumplir "los criterios de adhesión".

Presidido por Felipe González, el grupo no es optimista de cara al futuro

La UE "deberá cumplir sus compromisos" con los países candidatos a engrosar el club comunitario, "Turquía entre ellos". La mención, según explicó González en rueda de prensa, generó mucho debate dentro del grupo, pero, según él, "Europa no puede perder credibilidad incumpliendo sus propios compromisos".

González aseguró que el informe no gustará "a todos los gobiernos por igual", a pesar de que el texto, de 48 páginas, "no es un catálogo" de medidas concretas "ni pretende ser sustituto de la reflexión" de los primeros ministros.

Reproches a España

El rescate de Grecia llega con tres meses de retraso para los once expertos

El ex presidente del Gobierno criticó con dureza la actuación de la UE en la gestión de la crisis económica griega, ya que "se ha tomado una decisión [la de rescatar su economía] que podía haberse tomado hace tres meses". González reprochó a la presidencia española el retraso de tres meses de la aprobación de la nueva legislación sobre los hedge funds o fondos de inversión libre "porque había elecciones" en Reino Unido, que se opone a la propuesta de consenso. Además, atacó el funcionamiento de la UE, pidiendo avances en la "gobernanza económica" que acabe con "el método abierto de cooperación" en el que, según él, cada país hace lo que quiere.

El panel de sabios presidido por González es pesimista y asegura que Europa camina "hacia la marginalización" en caso de no resolver "los problemas estructurales que arrastra la UE" desde hace una década. Entre ellos, el envejecimiento de la población y su impacto en el gasto en pensiones y sanidad, la formación del "capital humano" y la competitividad de la economía europea.

Para seguir contando en el mundo, el informe pide que la jubilación sea "una posibilidad, más que una obligación", que se abran las puertas a los inmigrantes cualificados, que se potencie la energía nuclear y que se aumente el presupuesto para financiar misiones de defensa conjuntas.

No está claro qué harán los 27 con el informe, que no es vinculante. Su presidente, Herman van Rompuy, agradeció la reflexión y prometió un debate sobre ella con los jefes de Gobierno.