Sábado, 8 de Mayo de 2010

La Audiencia retira la vigilancia a Iñaki de Rentería

Reuters ·08/05/2010 - 16:27h

La Audiencia Nacional ha ordenado retirar las medidas de vigilancia que había aprobado hace dos semanas sobre el ex jefe militar de ETA Ignacio Gracia Arregui, alias "Iñaki de Rentería".

En un auto conocido el sábado, la sección segunda de la Sala de lo Penal decidió rechazar las alegaciones del Ministerio Fiscal a un auto anterior en el que se decretaba el sobreseimiento de la causa contra Iñaki de Rentería por el intento de asesinar al Rey en 1995 y le dejaba en libertad.

En un principio, la Audiencia había aceptado de manera provisional el recurso de la fiscalía y había impuesto al antiguo dirigente etarra unas medidas de vigilancia permanente, prohibiéndole además salir de España.

Ahora señala que las nuevas alegaciones de la fiscalía no cambian un escrito anterior del propio Ministerio Fiscal, "en que instaba a la Sala a que accediera a la petición de sobreseimiento libre, sin limitaciones, distinciones o matices, lo que así hizo la Sala en esos mismos términos; por lo que el recurso debe ser desestimado".

Iñaki de Rentería estaba procesado en España por el intento de asesinar al monarca en Palma hace 15 años, pero Francia le extraditó en 2008 tan sólo por otro delito, el de integración en banda armada, por el que ya había cumplido diez años de condena en el país galo.

El tribunal acordó el sobreseimiento al tener en cuenta que las autoridades francesas no autorizaban el enjuiciamiento por el delito de conspiración para matar al jefe de Estado.

La Fiscalía pidió que dejara en suspenso la causa hasta que se "subsane el error" que permitió poner en libertad a Gracia Arregui, para el que el ministerio público había solicitado hace un mes una condena de 46 años de cárcel, pero la Audiencia lo rechaza.

Para poder juzgar a "Iñaki de Rentería", de 54 años, se puede volver a pedir a Francia que cambie de criterio y conceda la extradición por el intento de regicidio o bien existe la posibilidad de que, transcurridos 45 días de la puesta en libertad, se ordene su detención, según fuentes judiciales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad