Sábado, 8 de Mayo de 2010

Escalofríos en Zorrilla

La batalla por la permanencia

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·08/05/2010 - 08:00h

Entradas a cinco euros para los aficionados vallisoletanos, viajes en autobús desde Santander por un euro... Permanecer en la élite del fútbol español no tiene precio, así que cualquier empujón les parece poco a las directivas de Valladolid (33 puntos) y Racing (36), equipos que hoy se juegan la vida en Zorrilla.

Si no gana al Zaragoza, el Xerez será equipo de Segunda

"No pienso que podamos descender mañana [por hoy], eso es de cenizos", espetó ayer Javier Clemente, muy tocado tras la derrota del Vicente Calderón. Para mantener la esperanza, que no para salvarse aún, los pucelanos necesitan una victoria. El Racing se librará matemáticamente si gana y no lo hace el Tenerife (35), que recibe al Almería (41). Por si acaso, Portugal, entrenador cántabro, asegura que no acudirá a Valladolid "a especular".

Donde no caben cábalas es en Chapín. El Xerez (30) tiene que tumbar al Zaragoza (40) al que le falta un punto para la tranquilidad y esperar una carambola: que no gane el Tenerife y que el Málaga (36) pierda en Getafe. Luego, por supuesto, en la última jornada, tendrá que buscar la victoria en Pamplona y seguir con la calculadora bajo el brazo para que cuadren las cuentas de un milagro inaudito.

En otra carambola, en su caso fatal, el Tenerife también puede despedirse. Si no gana al Almería, el Sporting puntúa y vencen Málaga y Racing, los canarios retornarán a Segunda. Oltra dio la clave: "Tener fortaleza mental y no confundir la velocidad con la precipitación". El Málaga necesita sumar tres puntos en Getafe y, además, que pierda el Tenerife

Valladolid y Racing se juegan el descenso en un choque angustioso

Al Sporting (39), metido en líos de última hora, le basta con deshacerse de un Atlético que viajó a Gijón sin Agüero, Forlán, Raúl García, Simao, Assunçao y Perea. Suplentes y canteranos colchoneros se presentan como una inmejorable oportunidad para los de Preciado.

Por lo que pueda pasar, el entrenador cántabro se lo toma con calma: "Nuestra situación es maravillosa: el Atlético no se juega nada, hemos recuperado nuestro mejor juego y, si todo esto sale mal, todavía queda otra jornada para enmendar el error". 

 

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad