Sábado, 8 de Mayo de 2010

El tumor extraído al Rey "no tiene células malignas"

Reuters ·08/05/2010 - 14:18h

El rey Juan Carlos I fue operado el sábado en el Hospital Clínic de Barcelona para extirparle un nódulo en el pulmón derecho que se reveló tras su último examen médico anual a finales del mes pasado y se ha visto que no tiene células malignas, según el equipo médico que le ha atendido.

"Esta lesión es inflamatoria y no tiene ningún aspecto ni ninguna célula maligna", dijo en una concurrida rueda de prensa el doctor Laureano Molins López-Rodó, jefe del servicio de cirugía torácica del hospital barcelonés, que llevó a cabo la operación. "Es una buena noticia, es una lesión benigna".

donde el Rey se hace las revisiones - y coordinador de estas revisiones - y Avelino Barros, jefe del servicio médico de la Casa Real, aseguraron que "se destierra la palabra cáncer".

El Rey, de 72 años, será dado de alta en unos cuatro días, aunque tardará alrededor de dos semanas en poder reanudar sus actividades.

"Se encuentra muy bien, está despierto", afirmó el doctor Molins.

La reina Sofía se desplazó al hospital, mientras que el príncipe Felipe se encuentra en Costa Rica y en principio no va a variar su agenda.

Tras el examen al que se sometió el 27 y 28 de abril, se encontró una calcificación en el lóbulo superior del pulmón derecho, en la periferia del pulmón pero en contacto con la pleura, que había cambiado de aspecto y se decidió realizar una nueva exploración, un PET-TAC, que confirmó que había crecido de tamaño, de 2 a 19 milímetros.

"La localización de la lesión, el antecedente de tabaquismo y el que no estuviera presente hace un año son las tres condiciones que nos dicen que debemos extirpar la lesión para tener conocimiento de (...) el nombre y apellidos de lo que estábamos tratando", explicó el doctor Molins.

La operación, una pequeña toracotomía que duró unas dos horas y media, se retrasó cerca de diez días por la agenda de Juan Carlos I, que ayer mismo recibió en el Palacio de la Zarzuela al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, de visita oficial en España.

Los médicos informaron de que el monarca no tendrá que recibir tratamiento posterior, descartando completamente la radioterapia o la quimioterapia, pero insistieron en que le han recomendado que deje de fumar.

"Le vamos a aconsejar que deje de fumar, por supuesto, pero no ha sido la causa", agregó el doctor Molins.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad