Sábado, 8 de Mayo de 2010

Preparan la campana para contener el vertido bajo el mar en EEUU

Reuters ·08/05/2010 - 10:13h

Los ingenieros de BP con robots submarinos tenían el sábado una enorme cámara de metal situada sobre el pozo petrolero dañado en el golfo de México, en una misión considerada como la mejor posibilidad para contener lo que podría ser el peor vertido de crudo en la historia de Estados Unidos.

La estructura de 98 toneladas ha sido bajada al lecho marino, a casi 1,6 kilómetros bajo la superficie del agua, en una misión que requiere mucha precisión debido a la oscuridad y a la enorme presión del agua.

Los equipos usaban vehículos operados por control remoto para preparar el lecho marino, dijo el Centro de Comando Unido, que está controlando las tareas contra el vertido.

"Colgará allí (la campana) hasta que estén listos. Esperan bajarla al fondo marino hoy, pero necesitan terminar de preparar la superficie", dijo el Centro el viernes.

BP, que afronta enormes pérdidas financieras a causa del vertido, sufrió otro golpe cuando la agencia calificadora Standard & Poor's rebajó de estable a negativa su perspectiva para la petrolera británica.

La compañía está bajo la presión del Gobierno de Barack Obama para limitar los daños. BP ha dicho que pagará todos los costes legítimos, una cuenta que posiblemente llegará a miles de millones de dólares.

Responsables de la petrolera esperan adjuntar una tubería a la gran campana para comenzar a aspirar el crudo a un buque la próxima semana.

El consejero delegado de BP, Tony Hayward, advirtió que no existe la certeza de que el esfuerzo vaya a tener éxito, ya que el aparato no ha sido probado a esa profundidad.

que comenzó después del estallido de la plataforma Deepwater Horizon del 20 de abril, en el que murieron 11 tripulantes -, pero esa tarea llevará de dos a tres meses.

La empresa renunció a cerrar las válvulas de un mecanismo con robots submarinos para prevenir explosiones, después de haberlo intentado durante dos semanas sin éxito, dijo Doug Suttles, jefe de operaciones de BP.

Los esfuerzos de contención en la superficie marina continúan, ayudados por la tranquilidad de las aguas. Los equipos realizaron quemas controladas por segundo día consecutivo.

Los pronósticos sugieren vientos suaves durante el sábado, aunque se espera un cambio de dirección, con brisas desde el sur al suroeste, lo que podría llevar la marea negra hacia la costa de Luisiana.

Cerca de 270 botes desplegaron el viernes casi 240.000 metros de barreras protectoras flotantes y utilizaron un millón de litros dispersantes químicos para deshacer el espeso petróleo.

REBAJA

Al anunciar una perspectiva negativa, Standard & Poor's indicó que seguramente rebajaría su calificación para BP. Moody's dijo que el vertido de petróleo alentaría la presión crediticia para las cinco mayores empresas involucradas en el proyecto.

S&P redujo su perspectiva para Anadarko Petroleum, que tiene una participación del 25 por ciento en el pozo, de positiva a estable. Otras compañías implicadas son Transocean, propietaria del pozo, Cameron International, que proporcionó el fallido dispositivo para prevenir explosiones en el pozo, y Halliburton, que ayudó a revestir el pozo de cemento.

Hayward dijo que los 75 millones de dólares (59 millones de euros) establecidos como máximo por las leyes de Estados Unidos, y que los legisladores desean aumentar, no serán un límite para BP en sus tareas de limpieza.

El vertido amenaza con producir una catástrofe económica y ambiental en las playas turísticas, refugios naturales y fértiles áreas de pesca de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida. Además, obligó al presidente Barack Obama a replantearse sus planes para abrir más aguas a la perforación mar adentro.

Al menos 5.000 barriles diarios (unos 795.000 litros) han acabado en las aguas del Golfo desde la ruptura del pozo petrolero, aunque Ian MacDonald, un oceanógrafo biólogo de la Universidad Estatal de Florida, dijo que la estimación es demasiado conservadora.

La tasa real del flujo emanado desde el pozo, basándose en imágenes aéreas de la mancha y estimaciones del espesor del crudo en sí, es probablemente más cercana a los 25.000 barriles por día (cuatro millones de litros), dijo MacDonald a Reuters.

Un brillo de petróleo baña gran parte de las orillas de las islas Chandeleur, que son parte del Refugio Nacional de Vida Salvaje de Breton en Luisiana, en la primera confirmación de que la marea negra había llegado a la isla.

El Breton fue cerrado al público, dijo el Servicio de Vida Salvaje y Pesca de Estados Unidos. El vertido podría perjudicar a 24 refugios de vida silvestre.

Las autoridades de Estados Unidos ampliaron el viernes los límites del área donde está prohibida la pesca en el Golfo de México y extendieron las restricciones hasta el 17 de mayo. El área cerrada representa casi un 4,5 por ciento de las aguas federales del Golfo de México, un 3 por ciento más que en la prohibición original.

Kevin Begos, portavoz de la industria de alimentos marinos en Apalachicola, Florida, dijo que los pedidos de marisco y pescado han sufrido una fuerte caída.

"Por el momento se trata más que nada de miedo, porque el petróleo aún no ha llegado", dijo Begos.