Viernes, 7 de Mayo de 2010

BP se apunta a las redes sociales para ofrecer información sobre el derrame

EFE ·07/05/2010 - 17:17h

EFE - Imagen disponible a partir de este 07 de mayo que muestra el vertido que amenaza el hábitat de especies marinas y terrestres en el golfo de México, el 06 de mayo. EFE/Archivo

La empresa British Petroleum (BP) ha sido la última en recurrir al poder de comunicación de Facebook y Twitter para transmitir con rapidez sus mensajes en una situación crítica como la del derrame del Golfo de México.

De hecho, la noticia de que la enorme caja de acero y cemento con la que BP busca controlar el derrame había llegado al lugar en el que se encontraba la plataforma petrolera que explotó el 20 de abril apareció primero en ambas redes sociales.

Facebook y Twitter fueron también las primeras en informar de las quemas controladas de crudo que tuvieron lugar este miércoles.

La compañía tiene ya alrededor de 2.800 seguidores en Twitter y unos 11.000 en la página creada conjuntamente con el Gobierno estadounidense en Facebook para informar de las tareas de contención del derrame.

Los críticos de la compañía también tienen una activa presencia en Facebook.

Entre esos sitios está "Haga a BP responsable del derrame en la Costa del Golfo", que tiene unos 800 seguidores, y "Denuncie el derrame del Golfo", con algo más de 200.

La plataforma Deepwater Horizon se hundió el 22 de abril tras una explosión registrada dos días antes que costó la vida a once trabajadores.

El pozo abierto a raíz del accidente escupe alrededor de 800.000 litros de crudo diarios (más de 5.000 barriles) al Golfo de México.

La mancha, que según las autoridades tocó por primera vez ayer tierra firme, amenaza la industria pesquera, el turismo y a cientos de especies de las costas de Luisiana y otros estados sureños, como Alabama, Misisipi y Florida.

BP confía en que la estructura de más de 12 metros de altura que coloca en estos momentos sobre la principal fuga de crudo a unos 1.500 metros de profundidad logre recolectar el 85 por ciento del petróleo que fluye ahora libremente.

El crudo se bombearía a través de una tubería en la parte superior de la caja recolectora a un barco petrolero en la superficie.