Viernes, 7 de Mayo de 2010

Adolescentes de sur EEUU también tienen bajos niveles vitamina D

Reuters ·07/05/2010 - 18:56h

La mayoría de los adolescentes afroamericanos tienen bajos niveles de la vitamina solar en sangre, aun si viven en el sudeste de Estados Unidos, que tiene un clima mayormente soleado.

Un tercio de los adolescentes blancos también tienen niveles insuficientes de vitamina D, según halló el equipo de Yanbin Dong, del Medical College of Georgia, en Augusta.

Y mientras que la deficiencia de la vitamina es rara en los blancos -sólo afecta al 3 por ciento de las niñas y al 4 por ciento de los varones-, es común en los adolescentes negros, en especial en las niñas.

Varios estudios previos habían hallado una alta prevalencia de la insuficiencia de vitamina D en los adolescentes. Pero las investigaciones en ciudades soleadas habían analizado esta relación en los meses de invierno, cuando el sol escasea y los niveles promedios son más bajos.

El equipo estudió a 559 adolescentes de 14 a 18 años que vivían cerca de Augusta, en Georgia. El 45 por ciento eran afroamericanos y el 49 por ciento eran mujeres.

El 56 por ciento de los adolescentes tenía niveles insuficientes de vitamina D (menos de 75 nanomoles por litro de sangre) y casi el 30 por ciento tenía deficiencia vitamínica (menos de 50 nanomoles por litro). En las cuatro estaciones, las cifras eran más bajas en los negros que en los blancos.

Tras analizar a los participantes de ambas etnias por separado, aparecieron grandes diferencias.

El 30 por ciento de los adolescentes blancos (mujeres y varones) tenía insuficiencia de vitamina D, comparado con el 94 por ciento de las adolescentes negras y el 83 por ciento de los varones negros.

La deficiencia de vitamina D se registró en el 74 por ciento de las adolescentes negros y en el 47 por ciento de los varones blancos.

Ninguno de los participantes blancos tuvieron deficiencia de vitamina D en el verano, pero sí el 55 por ciento de los participantes negros. Y los niveles promedio en las adolescentes negras nunca superó los 50 nanomoles por litro en ninguna estación.

El equipo halló también que, con cualquier medida de composición corporal, incluidos el índice de masa corporal (IMC), la circunferencia de la cintura o la proporción de grasa corporal, la vitamina D bajaba a medida que aumentaba la obesidad.

Los adolescentes que hicieron ejercicio más intenso tuvieron niveles más altos de vitamina D.

Las personas negras tienen niveles más bajos de vitamina D porque su piel está muy pigmentada y no produce la vitamina como las pieles más blancas. Algunos científicos sugieren que también influiría el aumento de la obesidad en la población afroamericana.

Pero en el estudio, la etnia fue mucho más influyente que la obesidad. El equipo estimó que ésta explicaba el 48 por ciento de la variación de los niveles de vitamina D, mientras que la estación del año justificaba un 3 por ciento de los casos y la masa grasa y el ejercicio un 1 por ciento cada uno.

Los niveles de vitamina D en los adolescentes disminuyeron en los últimos 10 a 15 años. "Juntos, estos datos sugieren que la baja cantidad permanente de vitamina D es un problema nacional en crecimiento entre los adolescentes de Estados Unidos, sin importar la latitud", concluyeron los autores.

FUENTE: Pediatrics, junio del 2010.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad