Viernes, 7 de Mayo de 2010

La Audiencia Nacional condena a 5 acusados de colaboración con ETA

Absuelve a otros ocho de los trece procesados por supuesta pertenencia a aparatos de la banda

EFE ·07/05/2010 - 13:07h

La Audiencia Nacional ha condenado a penas de 6 y 7 años de cárcel a 5 acusados de pertenecer a los aparatos de captación y de información de ETA y de haber proporcionado a la banda nombres de personas susceptibles de entrar en la misma y datos de interés para sus operaciones.  Otros ocho procesados han sido absueltos.

Así lo ha acordado la sección tercera de la Sala de lo Penal de este tribunal, que a finales del año pasado juzgó a los trece procesados por su supuesta pertenencia a los aparatos de ETA conocidos como Arrantza -cuya función era reclutar a nuevos miembros- y Pianistas -que facilitaba información sobre posibles objetivos de la banda-.

El tribunal condena a 7 años de cárcel a Zugaitz Izagirre y Carlos Moisés Martín por un delito de integración en organización terrorista, y a 6 años a Mikel Garaiondo, Alberto González y Regina Maiztegi por colaboración con banda armada.

Además, absuelve del delito de integración en organización terrorista a Ramón López Cid e Ikerne Indakoetxea y del de colaboración a Maider Egiguren, Galder Bilbao, Gorka Iriarte, Iker Casanova, Arantza Martín y Francisco Javier Gil.

Integración y colaboración con ETA

La sala considera probado que en la documentación intervenida en Francia en diciembre de 2002 al dirigente etarra Ibon Fernández Iradi, Susper, figuraban en clave decenas de nombres de supuestos colaboradores de la banda, entre los que estaban algunos de los condenados.

Están condenados a 6 y 7 años de cárcel por pertenecer a los aparatos de captación e información de la banda

La sentencia sostienen que, en el año 2000, Maiztegi, que fue concejal de Euskal Herritarrok en Soraluze (Guipúzcoa), facilitó a Susper los nombres de dos personas y la composición del Ayuntamiento, al tiempo que le puso en contacto con el también condenado Garaiondo.

En Guipúzcoa formaban parte del aparato de captación Izagirre, que fue miembro de Jarrai y HB entre 1997 y 1999, y Moisés Martín, que, según la sala, realizó un cursillo de 24 horas sobre manejo de armas y preparación de explosivos y perteneció al comando Ereuzma, que construyó zulos en el monte Andatza y el hipódromo de Lasarte.

Con este comando preparó el ametrallamiento de la comandancia de la Guardia Civil en San Sebastián y la colocación de una bomba en los juzgados de Tolosa y Azpeitia en 1996, causa que tiene pendiente en la Audiencia Nacional.

Por su parte, Izagirre integró el comando Ezkurra o Ezkur junto a otros dos individuos para poder "facilitar información sobre torretas, antenas y edificios oficiales", aunque no ha quedado acreditado que este grupo llegara a ser operativo.

El tribunal atribuye a González haber participado en actos de kale borroka y dice que por ello ETA lo eligió "para hacer llegar" un documento en el que se hablaba de cómo mejorar la seguridad, mientras que Garaiondo, que perteneció a Ekin y Batasuna, facilitó a Supser nombres de posibles personas que podrían entrar en la banda.

Respecto a los ocho absueltos, la sala entiende que no hay pruebas suficientes para acreditar "sin sombra de duda" que hayan colaborado con ETA o se hayan integrado en la misma.

Noticias Relacionadas