Viernes, 7 de Mayo de 2010

El Supremo rechaza la recusación de Varela planteada por Garzón

La decisión de Andrés Martínez Arrieta no admite recurso

SERVIMEDIA ·07/05/2010 - 11:53h

EFE - El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. EFE/Archivo

El Tribunal Supremo ha rechazado de plano la recusación presentada por Baltasar Garzón contra Luciano Varela, por lo que este magistrado volverá a hacerse cargo de la instrucción de la causa abierta contra el juez de la Audiencia Nacional por su investigación de los crímenes del franquismo.

El recientemente nombrado instructor del incidente de recusación, el magistrado Andrés Martínez Arrieta, decidió este viernes inadmitir a trámite la petición de Garzón , según explicaron fuentes del Alto Tribunal. El juez de la Audiencia Nacional recusó a Varela porque, a su juicio, está ayudando a las acusaciones para que procedan contra él, demostrando "interés indirecto en el procedimiento y parcialidad en el mismo".

Garzón entiende que Varela está ayudando a la acusación

Garzón se refiere al hecho de que Varela pidiese a Falange Española de las JONS -que finalmente fue expulsada del proceso- y a Manos Limpias que presentaran nuevos escritos de acusación subsanando una serie de errores. Tanto la Fiscalía, como Manos Limpias y el propio Varela se opusieron a la recusación interpuesta por Garzón por falta de fundamento.

Varela, en el informe preceptivo que tuvo que elaborar sobre su recusación, aseguró que no tiene "interés personal" en la causa contra Garzón y explicó que la decisión de pedir a las acusaciones que presentaran nuevos escritos corrigiendo los errores de los primeros se debió a su afán de "garantizar mejor el derecho de defensa del imputado".

La decisión de Martínez Arrieta supone que Varela volverá hacerse cargo de la instrucción de la causa abierta contra Garzón por un delito de prevaricación supuestamente cometido cuando se declaró competente para investigar los crímenes de la Guerra Civil y de la dictadura de Franco.

El Supremo cree que no tiene fundamento

El magistrado Julián Sánchez Melgar, que este miércoles fue nombrado para sustituir a Varela mientras se tramitaba la recusación, ha estado, por lo tanto, tan sólo un día al frente de la causa que investiga a Garzón por la memoria histórica.

 

Nulidad y archivo

Garzón se encuentra a punto de ser llevado a juicio en el marco de esta causa y Varela podría dictar apertura de juicio oral contra él a pesar de los distintos recursos que todavía están pendientes de resolución.

El recurso de mayor envergadura es en el que Garzón pide a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que decrete la nulidad de los escritos de acusación presentados contra él por Manos Limpias, la única acusación que queda en la causa y que pide 20 años de inhabilitación para el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

La nulidad de los escritos, de decretarse, supondría el archivo de la causa abierta contra Garzón por falta de acusación. En cambio, si se rechazase su recurso y se decretase apertura de juicio oral, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se vería obligado a suspender cautelarmente a Garzón y apartarlo de la Audiencia Nacional hasta que se celebre juicio y dicte sentencia, condenándolo o absolviéndolo.

Además de la causa por su investigación de los crímenes del franquismo, Garzón se encuentra imputado en el Tribunal Supremo en otros dos procedimientos: por ordenar intervenir las conversaciones mantenidas en prisión entre los principales imputados del "caso Gürtel" y sus abogados y por no abstenerse en una querella contra los responsable del Banco Santander a pesar de que esta entidad bancaria subvencionó los cursos que el juez impartió en Nueva York.

Noticias Relacionadas