Viernes, 7 de Mayo de 2010

España salió de la recesión ya en el primer trimestre

El PIB creció un 0,1% en el primer trimestre, según los datos del Banco de España

PUBLICO. ES / AGENCIAS ·07/05/2010 - 10:08h

España ya ve la recesión por el retrovisor. Al menos técnicamente, España abandonó la crisis económica en el primer trimestre de 2010, después de dos años de caídas del PIB. Según los cálculos del Banco de España, la economía creció un 0,1% respecto al trimestre anterior, como muestra en su boletín de abril, publicado hoy.

Con este leve crecimiento, la economía española deja atrás seis trimestres de contracciones y empieza a levantar el vuelo, aunque no se descarta, y así lo prevé Bruselas, que en el tercer trimestre de este año vuelva a registrarse un crecimiento negativo del PIB por la subida del IVA, que comenzará a aplicarse desde el 1 de julio.

La economía española entró oficialmente en recesión en el cuarto trimestre de 2008, después de haber registrado dos trimestres consecutivos en negativo.

España se adelanta un trimestre a las previsiones de Bruselas

Las previsiones económicas de primavera realizadas por la Comisión Europea y difundidas hace dos días apuntaban a que la economía española saldría de la recesión y volvería al crecimiento económico entre abril y junio de este año, aunque la subida del IVA aprobada por el Gobierno provocará una recaída en territorio negativo durante el tercer trimestre.

En concreto, Bruselas estimaba que la economía española estuvo estancada durante el primer trimestre (0%) y que crecerá un 0,1% en el segundo trimestre para recaer en el tercero con una contracción del 0,2%. No obstante, calculaba que a finales de año se registraría una ligera recuperación (0,2%).

Los datos dados a conocer hoy por el Banco de España podrían coincidir con los del Instituto Nacional de Estadística (INE), responsable de la Contabilidad Nacional, que el próximo 12 de mayo publicará el avance trimestral del PIB correspondiente al primer trimestre.

Planes de apoyo

El Banco de España destacó que "los planes de apoyo al sector privado incidieron en la reactivación de algunos componentes del gasto, en particular del consumo de los hogares, aunque su impacto se ha ido reduciendo, mientras que la finalización de los proyectos vinculados al Fondo Estatal de Inversión Local se reflejó en un cierto retroceso de la inversión en construcción no residencial".

En sintonía con este panorama, "todas las ramas productivas mantuvieron un tono algo menos deprimido" que en trimestres anteriores y el empleo también "atenuó su ritmo de descenso, hasta registrar un retroceso en su tasa interanual del 3,6%, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Mejora del consumo

Según el regulador, "el gasto de los hogares confirmó los incipientes signos de mejoría de los dos últimos trimestres, mientras que la inversión empresarial mantuvo un tono relativamente deprimid".

En concreto, el consumo de las familias habría mostrado un repunte en su tasa intertrimestral por segundo trimestre consecutivo, ralentizando el ritmo de descenso interanual de este componente de la demanda hasta el -0,7% (-3,4% en el trimestre precedente).

Así, a diferencia de lo ocurrido en la segunda mitad de 2009, el consumo de servicios y, en menor medida, el de bienes duraderos distintos de los automóviles "habrían desempeñado un papel determinante en esta recuperación, mientras que los efectos del Plan de ayudas directas a la adquisición de automóviles habrían reducido su empuje.

En todo caso, el Banco de España subraya que "no se puede descartar completamente la presencia de factores extraordinarios, también de naturaleza temporal, en el repunte de determinadas partidas de gasto, que podrían atenuarse más adelante", como el apagón analógico o adelanto de compras ante la subida del IVA en julio.

Para lo que resta de año, "cabe prever que continúe la modesta recuperación del consumo condicionada por el comportamiento desfavoable de la renta disponible, la reducción de la riqueza de los hogares, la necesidad de disminuir su nivel de endeudamiento y la incertidumbre en torno a la evolución del mercado laboral".

No obstante, la tasa de ahorro comenzaría a flexionar a la baja a lo largo de 2010, desde el nivel máximo alcanzado en el último trimestre de 2009 (18,8% en acumulado de cuatro trimestres).


Noticias Relacionadas