Viernes, 7 de Mayo de 2010

Crudo ascetismo

S.BRITO ·07/05/2010 - 09:26h

Manolo Martínez: descubriendo a un actor.

Estigmas

Director: Adán Aliaga

Género: Drama místico

Reparto: Manolo Martínez, Marieta Orozco.

Duración: 100 minutos

Sinopsis

Bruno (Manolo Martínez) es un tipo rudo, parco y con serias dificultades sociales. Sólo conecta con su vecina, que le da de comer para que pase más que alcohol por su gaznate. Bruno bebe demasiado y mueve su cuerpo pesadamente por las calles de una ciudad poco piadosa. Hasta que le salen estigmas en las manos e inicia un camino a la redención. 

Comentario

La anomalía se ha convertido en el rasgo que mejor define la primera película de ficción de Adán Aliaga, uno de esos directores españoles que va por libre, que arriesga, como demostró con su documental anterior La casa de mi abuela (2005). Estigmas, basado en el cómic de Matotti y Piersanti, es una estimulante rareza: está filmada en blanco y negro y en cinemascope y protagonizada por un actor improbable, el deportista Manolo Martínez. Después de haber sido estrenada antes en Internet que en salas (enésima anomalía), Aliaga llega con un filme en el que logra imprimir crudeza y misticismo, aunque a ratos la maquinaria aparezca forzada y obvia.

Se le suele llamar Súper Manolo, y hasta ahora, además de campeón de lanzamiento de peso, se le conocía afición por la escultura y la poesía. Martínez debuta en la interpretación llevando sobre sus hombros anchos todo el peso de la película. Pronto lo veremos en la piel de otro héroe de cómic: Goliat, en la adaptación de ‘El capitán Trueno’.