Viernes, 7 de Mayo de 2010

Los franceses se ven como los campeones mundiales de la queja

Reuters ·07/05/2010 - 06:41h

Camareros irritables en los cafés. Un francés en un acalorado debate, protestas callejeras ante cada nueva iniciativa de Gobierno. Muchos ya ven a Francia como una nación de gruñones, pero una nueva encuesta señala que los ciudadanos de ese país están de acuerdo.

El estudio, encargado por la compañía de seguros Maaf, reveló que un 93 por ciento de los franceses cree que sus compatriotas refunfuñan a menudo, aunque sólo un 37 por ciento admite que tienden a quejarse.

A medida que uno se hace viejo, es más probable que uno sea gruñón y los políticos son la mayor pesadilla para los sexagenarios.

"Uno debe quejarse en la vida, de otro modo te atropellan", fue el principal motivo dado por uno de cada seis personas en la tierra de la libertad, igualdad y fraternidad.

Tan sólo un tercio señaló que las quejas eran parte del temperamento nacional.

Los hombres resultaron ser más quejicosos que las mujeres, dijo un 43 por ciento de los encuestados. Cerca de uno de cada cinco varones señaló que se queja para obtener lo que desea, frente a un 16 por ciento de ellas.

Uno de cada cuatro dijo que criticar era un modo de relajación.

La encuesta titulada "¿Son quejumbrosos los franceses?" fue realizada a más de 1.000 personas mayores de 18 años en todo el país y fue realizada por la firma de investigación de mercados Opinionway (www.opinion-way.com).

Los franceses también se ven como los campeones mundiales de la queja. Más de un 70 por ciento creen que superan al resto del mundo, frente a un 15 por ciento de los italianos, un 4 por ciento de los estadounidenses y un 3 por ciento de los británicos.

Los bancos, las firmas de seguros y otros centros administrativos fueron el blanco principal de las críticas entre los encuestados.

¿Y la mayor causa de las quejas? un 31 por ciento de las mujeres señaló que sus compañeros les provocan las mayores molestias, superando a sus hijos, colegas y jefes.