Viernes, 7 de Mayo de 2010

EEUU suspende la prospección petrolera marina tras el vertido en el Golfo de México

EFE ·07/05/2010 - 00:46h

EFE - El oficial de cubierta Joe Thomas observa la inmensa mancha de crudo que permanece sobre la superficie a nueve millas de la plataforma petrolera Deepwater Horizon operada por la empresa British Petroleum (BP), que se hundió el pasado 22 de abril.

El Gobierno de Estados Unidos suspendió de manera temporal la emisión de permisos de prospección petrolera marina hasta al menos finales de mes, anunció el secretario del Interior, Ken Salazar.

En una reunión con periodistas en Houston (Texas), Salazar señaló que la emisión de esos permisos se reanudará según los resultados de la investigación que se realiza por el vertido de petróleo tras el hundimiento de una plataforma de prospección en el Golfo de México el mes pasado.

También dependerá de un informe sobre una serie de recomendaciones que se presentarán al presidente de EEUU, Barack Obama, a finales de este mes.

Salazar dijo que la suspensión de aplicará de forma retroactiva al 20 de abril y se extenderá hasta al menos el 28 de mayo.

Hasta entonces "estará suspendido todo lo que se refiere al otorgamiento de permisos para la construcción de pozos en el sector externo de la plataforma continental", manifestó.

De momento se desconoce el número de proyectos de prospección petrolera marina que serán afectados por la decisión.

Salazar habló con los periodistas en el centro de operaciones de la petrolera British Petroleum (BP), concesionaria de la plataforma y empresa a la que el Gobierno de EEUU ha responsabilizado por el incidente.

La plataforma se hundió el 22 de abril, dos días después de una explosión en la que murieron 11 trabajadores.

El derrame diario de unos 800.000 litros de petróleo que ya comenzó a tocar las costas de Luisiana amenaza los hábitat terrestre y marinos no sólo de ese estado, sino también de los de Misisipi, Alabama y Florida.

Salazar hizo el anuncio en momentos en que a 75 kilómetros de las costas de Luisiana BP iniciaba las tareas para instalar una caja de acero y cemento sobre el pozo submarino con la esperanza de detener el flujo de crudo.

También coincidió con la confirmación por parte de la Guardia Costera de que la marea negra llegó a tierra firme y tocó las riberas de las Islas Chandeleur, un centro en el que anidan las aves acuáticas de la zona.

Las primeras manchas de crudo se detectaron en las playas de la Isla Freemason, en el extremo sur de las Islas Chandeleur, según el Comando Unificado, la coalición que agrupa a la Guardia Costera, BP y las autoridades federales y estatales que trabajan para contener el derrame.

"Esta es la primera confirmación que ha recibido el Comando Unificado de que el petróleo ha tocado la costa", dijo el suboficial de la Guardia Costera Connie Terrell en declaraciones a los medios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad