Viernes, 7 de Mayo de 2010

Jeff Smith, el dibujante que huye de los superhéroes

El autor de 'Bone', best-seller' del tebeo, visita el Salón del Cómic

LÍDIA PENELO ·07/05/2010 - 08:30h

Hace unas semanas, las escuelas de Minnesota valoraron la posibilidad de prohibir las historietas de Bone. Una madre las consideraba inapropiadas por incitar a consumir tabaco y alcohol. Su creador, Jeff Smith (Pensilvania, 1960), uno de los invitados estrella de esta edición del Salón Internacional del Cómic, zanja el tema argumentado que "eso sólo puede pasar en Estados Unidos. Hay gente que no es lo bastante inteligente para leer cómics".

Smith empezó a publicar los álbumes de Bone en 1991. Desde entonces, han dado la vuelta al mundo y es uno de los best-sellers del cómic de aventuras fantásticas. En España, editados por Astiberri, han vendido hasta el momento cerca de 60.000 ejemplares. El secreto del éxito de estos personajes blancos, pequeños y mullidos es una particular mezcla de humor y épica. Además, a lo largo de toda la saga hay una característica que se ha mantenido: ningún personaje es recompensado por un comportamiento inapropiado. Detalle determinante para que el comité que decidía si prohibía en Minnesota la saga más popular de Smith, desestimase la petición de una madre escandalizada porque uno de los Bone encendía un cigarrillo a otro personaje.

"En el fondo, no son más que las aventuras de tres primos, cada uno con un carácter particular que, expulsados de Boneville, descubren mundo", aclara el autor.

Fantasía, sí, pero real

Smith dibujó su primer personaje a los 5 años. "Era un Bone enfadado que gritaba, pero no recuerdo porqué lo representé así", explica con la mirada puesta en la portada de uno de sus últimos álbumes. Se trata de RASL:The fire of Saint George. Una historia de ciencia ficción en la que aparece Nick Tasler, un personaje que le fascina: "Los inventos de Tasler se han aplicado en tecnologías que hoy utilizamos. Él se enfrentó con científicos reconocidos que le terminaron aplastando".

Preocupado por ser riguroso en la documentación para resultar verosímil, comenta que "como lector, me gusta la fantasía pero mezclada con la realidad. En los setenta, me aficioné a la revista Heavy Metal, porque publicaba cómics para adultos. Los superhéroes no me interesan, prefiero personajes como Astérix y Pogo".

Antes de terminar la entrevista, se anima a confesar que de los tres primos que protagonizan Bone, se identifica con el más buenazo. "Aunque me gustaría ser el malo, porque es el que dice lo que piensa y a mi eso me cuesta", asegura Smith.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad