Viernes, 7 de Mayo de 2010

Cascos calienta motores para su regreso a la política

"No es bueno dilapidar al que sabe", afirma el líder del PP

MARÍA JESÚS GÜEMES ·07/05/2010 - 01:10h

El ex secretario general participará en una mesa sobre infraestructuras.a. navarrete

Vuelve Cascos. El ex ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos participa en la Convención Autonómica del PP de Castilla y León que arranca hoy en Burgos y que, durante dos días, contará con la presencia de la secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, y de su presidente, Mariano Rajoy.

Cascos tendrá reservada una importante parcela de protagonismo. Interviene en una de las seis mesas que se han organizado en el cónclave con el fin de buscar "respuestas y soluciones" a la crisis económica. La suya, aprovechando su experiencia, lleva por título Infraestructuras como oportunidad. Ya en la presentación del acto, el secretario autonómico del PP regional, Alfonso Fernández Mañueco, lo destacó y recordó, además, que él fue el responsable de llevar el tren de alta velocidad a la comunidad autónoma.

Será la primera vez en mucho tiempo que se pueda ver a Cascos en este tipo de formato. En los últimos años, ha asistido a algún mitin de campaña de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, o a alguna celebración, como la que se produjo en Sevilla cuando José María Aznar reunió a su equipo de hace 20 años hace escasas semanas.

En este encuentro, coincidió con Rajoy y la imagen de los dos juntos generó una gran expectación. Todo el mundo estaba pendiente de si mantenían una conversación. El tema: su candidatura para las elecciones autonómicas de Asturias en 2011.

Su nombre viene circulando desde hace meses y Cospedal ha tenido que salir infinidad de veces a repetir que aún no toca elegir a los cabeza de lista y que cuando se vaya a adoptar la decisión, se tendrá muy en cuenta la opinión del PP asturiano. Si de ellos depende, se da por hecho, teniendo en cuenta que la formación a nivel regional se ha movilizado para conseguir que Cascos vuelva a la política. Son muchos los que están convencidos de que eso supondría una victoria.

Ayer, en Onda Cero, le preguntaron a Rajoy por este tema. El líder del PP reconoció que el ex secretario general del PP no le había comunicado nada, aunque ha leído "algo" sobre ello en los periódicos. "Pero no me ha dicho nada. Hay preguntas a las que es difícil responder porque uno no sabe", comentó. Rajoy, eso sí, terminó coincidiendo con la entrevistadora cuando esta le comentó que los viejos rockeros nunca mueren. "Eso es verdad y eso es muy bueno", afirmó. A su juicio, "no es bueno dilapidar al que sabe". "No es bueno para nadie", concluyó.

En el PP sonó a pista. Muchos están convencidos de que si "Cascos quiere, Cascos puede". Eso sí, en la dirección conservadora algunos tienen todavía sus reservas. Preferirían renovación, pero son conscientes de su peso.

Cascos, de momento, se deja querer. Para los que le rodean, es muy significativo que no zanjara el debate el primer día. Al revés, lo alentó en la Cope. En ella confesó que no había perdido "un ápice de entusiasmo" en la política y advirtió de que existe "una marea creciente de personas que consideran oportuno" su regreso. También dijo que él no iba a pedir nada. Parece que espera un gesto de Rajoy. Tal vez el de ayer fuera clave.