Viernes, 7 de Mayo de 2010

La UE combatirá la criminalidad económica

Conde-Pumpido insiste en crear la Fiscalía Europea recogida en el Tratado de Lisboa

PURA RAYA ·07/05/2010 - 01:00h

Efe - El fiscal general, Cándido Conde-Pumpido.

"Las fronteras han desa-parecido para los delincuentes y, sin embargo, nuestros sistemas jurídicos todavía son contemplados desde una perspectiva estrictamente nacional". Con estas palabras argumentó el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, la necesidad de implantar una Fiscalía Europea que, recogida en el artículo 86 del Tratado de Lisboa, contribuya a combatir la "criminalidad económica" derivada de los "ataques especulativos contra la moneda europea" que puede provocar "graves daños".

Conde-Pumpido, en la apertura de un seminario en Granada, destacó que esta iniciativa es una de las prioridades del Ministerio de Justicia en el marco de la presidencia española de la Unión Europea y manifestó su confianza en que sea una realidad en un plazo de tiempo "razonable".

Según apuntó el fiscal general, ya se trabaja en ello, igual que en la reciente aprobación de la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales, que introduce un fichero de titularidad financiera capaz de detectar cualquier desvío de fondos.

Combate "eficiente"

El fiscal general del Estado defendió que España "es quizá el país que está combatiendo este tipo de criminalidad de la forma más dura y eficiente" con la ayuda de instrumentos legales "afinados". Además, reconoció que la práctica de esta actividad ilícita es "real" y que, "a veces, las acusaciones alcanzan a la farándula".

En este sentido, Conde-Pumpido recordó que las investigaciones de casos como el Gürtel están "dando resultados" y demuestran que hoy en día "ya nadie puede pensar que se pueden ocultar fondos".

Conde-Pumpido remarcó también los tres macrojuicios relacionados con el blanqueo que se están celebrando en Málaga el caso Minutas, el Ballena Blanca y el Malaya y que han permitido dar con secciones de la mafia procedentes fundamentalmente de los países del Este (los conocidos como "ladrones de la ley") y del sur de Italia, entre otros.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad