Viernes, 7 de Mayo de 2010

Tensiones internas en Israel por la expulsión del 'clown' español

"No conozco a nadie de Hamás ni a ningún miembro o dirigente de ninguna organización terrorista", asegura Iván Prado, deportado el 26 de abril desde Tel Aviv

 

ÓSCAR ABOU-KASSEM ·07/05/2010 - 00:05h

ÓSCAR ABOU-KASSEM - Iván Prado.

En su afán por justificar la detención de Iván Prado, el clown español deportado el 26 de abril desde Tel Aviv, la seguridad israelí lo acusó ayer de mantener contactos con grupos terroristas palestinos. Un extremo que el artista gallego niega en su totalidad.En la primera versión israelí se aseguró que los problemas para permitirle la entrada se generaron por la doble nacionalidad (española y jordana) de su traductora Laila Tillawi y "por motivos de seguridad".

Pero la propia embajada israelí en España se quejó al Shin Bet, el organismo encargado de la seguridad en Israel, por la poca información recibida y la mala imagen que ha producido la detención y expulsión del clown español. En el comunicado enviado por el Shin Bet a la embajada en España se afirma que "Iván Prado no quería dar toda la información sobre los motivos de su viaje a Israel y había partes que quería ocultar. Prado tenía contactos con una organización terrorista palestina".

Prado, que pretendía viajar a Cisjordania, no daba crédito ayer a las acusaciones recibidas: "No conozco a nadie de Hamás ni a ningún miembro o dirigente de ninguna organización terrorista. Simplemente me negué a abrir mi correo electrónico sin que me dieran algún motivo para hacerlo".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad