Jueves, 6 de Mayo de 2010

Gran avance en la búsqueda de las cajas negras de Air France

Reuters ·06/05/2010 - 16:53h

Francia encontró lo que podrían ser las primeras pistas concretas para dar con la ubicación de las cajas negras del avión que cayó el año pasado en el Atlántico, pero el jueves advirtió de que no hay garantías de que esto lleve a su recuperación.

El Ministerio de Defensa dijo que el avance ocurrió después de un análisis adicional de datos de sónar obtenidos en las primeras semanas tras el accidente de Air France que causó la muerte de 228 personas el 1 de junio del año pasado en el Atlántico.

El hallazgo de las cajas negras está considerado como una parte esencial del proceso que busca determinar las causas exactas que provocaron el accidente del vuelo 447 en una remota zona del océano, durante una tormenta ecuatorial cuando viajaba desde Río de Janeiro a París.

"Probablemente es la señal (de las cajas)", dijo el general Christian Baptiste, portavoz interino del Ministerio de Defensa.

El descubrimiento de un posible "ping" de al menos una de las grabadoras de vuelo del Airbus A330 ha permitido que expertos restrinjan la búsqueda a menos kilómetros cuadrados, desde varios miles de kilómetros, de cara al aniversario del peor accidente de la aerolínea.

"¿Significa esto que hemos encontrado las cajas negras? Aún estamos lejos de estar seguros", dijo Baptiste en una conferencia de prensa. "La zona de búsqueda aún se compara a un área del tamaño de París y tenemos que encontrar un objeto del tamaño de una caja de zapatos en un terreno en el fondo del mar que se parece a los Andes".

Las cajas negras están diseñadas para emitir señales durante unos 30 días.

"Es posible que esto nos ayude a encontrar partes importantes de los restos y si tenemos mucha suerte, una caja negra podría ser encontrada entre esas partes de los restos", dijo Baptiste.

CONTINÚA LA BUSQUEDA

Dos sofisticadas embarcaciones de salvamento, usando submarinos miniatura, han estado revisando un área de 3.000 kilómetros cuadrados para tratar de localizar las grabadoras de vuelo del avión Airbus A330.

Batiste precisó que la búsqueda ahora se está llevando a cabo a cerca de 400 kilómetros al noroeste de las islas brasileñas de Sao Pedro y Sao Paulo.

Por su parte, Air France dijo que el avance es una "noticia excelente".

La recuperación dependerá de la profundidad a la que puedan estar los restos del avión, que en algunos puntos puede llegar a entre uno y cuatro kilómetros bajo la superficie.

Una portavoz de la autoridad de investigación de accidentes de Francia, conocida por sus siglas en francés BEA, dijo que Air France y Airbus han gastado 13 millones de euros en la investigación, mientras que organismos estatales franceses han dispuesto 15 millones.

La especulación sobre la causa del accidente se ha concentrado en una posible congelación de los sensores de velocidad de la nave, que parecieron dar lecturas erróneas segundos antes de que la nave desapareciera.

Sin embargo, los investigadores necesitan recuperar las cajas negras para confirmar o descartar esa teoría.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad