Jueves, 6 de Mayo de 2010

EL BCE mantiene los tipos de interés al 1% para impulsar el crecimiento

Trichet declara que la "recuperación de la zona euro será moderada a medio plazo" y que "España no es Grecia"

EFE ·06/05/2010 - 14:44h

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo en su reunión en Lisboa los tipos básicos de interés en la zona del euro en el 1%, el nivel históricamente más bajo, para impulsar el crecimiento económico.

Jean-Claude Trichet, presidente de la institución europea, ha declarado que la "recuperación de la zona euro será moderada a medio plazo" y avanzó que este organismo confía en que "la evolución de los precios permanezca moderada" también. El presidente del BCE negó que el caso de Gracia pueda ser extensible a otros países y en concreto aclaró que  la situación de España y Portugal no es comparable a la de Grecia.

"Grecia y Portugal no están en el mismo barco, lo que resulta absolutamente obvio si se miran las cifras", dijo Trichet, quien añadió que "España no es Grecia", mientras subrayaba que la suspensión de pagos del país heleno "no es una posibilidad" y que no se ha discutido la necesidad de crear un procedimiento de insolvencia ordenada para los países, tal y como habían sugerido algunos países.

El BCE informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75 por ciento. A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%.

El BCE ha dejado el precio del dinero en el 1% desde hace un año para apoyar la reactivación de la economía de la zona del euro. La mayor parte de los expertos coincide en pronosticar que el BCE dejará los tipos de interés en este nivel a lo largo de este año y parte del próximo para contribuir a la recuperación de países como Grecia, Portugal y España.

Un cambio favorable

El euro ha caído con fuerza esta semana por el temor a que la crisis de endeudamiento de Grecia se contagie a otros países de la zona del euro como España y Portugal, que ha llevado a muchos inversores a retirar sus posiciones en euros.

El euro se estabilizó hoy alrededor de los 1,28 dólares, su nivel más bajo desde comienzos de marzo del pasado año. Este cambio es más favorable para la economía de la zona del euro ya que contribuye a impulsar las exportaciones fuera del área euro.

La moneda unitaria comenzó su andadura en los mercados de divisas a un tipo de cambio de 1,17 dólares. Cayó hasta su cotización mínima hasta ahora en octubre de 2000 en 0,82 dólares y batió su récord en julio de 2008 por encima de 1,60 dólares.

El comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, el francés Michel Barnier, aseguró que Europa "no está en peligro" por la crisis griega y que en Bruselas nadie se plantea el posible abandono del euro por parte de Grecia.