Jueves, 6 de Mayo de 2010

Grecia aprueba el plan de ajuste al borde de la bancarrota

Miles de manifestantes se concentran en el Parlamento durante la votación

BELÉN CARREÑO ·06/05/2010 - 09:34h

AFP - Dos manifestantes contemplan sentados el frente policial a las puertas del parlamento griego en Atenas.

En medio de un ambiente de extrema tensión social, el Parlamento griego aprobó ayer el plan de austeridad que pretende lavar la cara de las cuentas públicas en los próximos tres años. La votación del paquete de medidas, que contiene recortes en los sueldos de los funcionarios y en las pensiones y congelación de los salarios en el sector privado, se inició a las seis de la tarde, hora local, mientras en el exterior de la Cámara se concentraban miles de ciudadanos en un último intento de mostrar su rechazo.

"Acaba de ser la votación y sabemos que ya han aprobado la ley, pero no nos iremos de aquí. Es una cuestión psicológica, que vean que no nos rendimos", aseguraba un joven profesor griego apostado durante horas frente a una larga hilera de policías antidisturbios. Los manifestantes permanecieron hasta entrada la noche en la Plaza Sintagma, donde tiene su sede el Parlamento, a la espera de que los líderes políticos abandonaran el edificio. El debate posterior a la votación se alargó varias horas y no fue hasta que cayó la noche cuando algunos violentos volvieron a lanzar objetos y bombas de humo contra la policía.

Con más votos

Los trágicos acontecimientos del miércoles, cuando tres empleados de un banco murieron asfixiados después de que varios exaltados lanzaran cócteles molotov contra la sucursal donde trabajaban, dieron un vuelco a la votación de ayer. Aunque el partido de Papandreu, el socialista Pasok, tiene mayoría absoluta, la condena a la violencia desmedida que se vivió en las calles de Atenas lo ayudó a contar con más votos de la oposición. En total, 172 diputados de los 300 que estaban llamados a votar ayer dieron el sí al severo plan de ajuste. Eso sí, Papandreu expulsó a tres diputados de su partido por haberse abstenido durante la votación. Pese a estas bajas, el Pasok cuenta con 157 escaños, por lo que aún mantiene la mayoría absoluta.

El ministro de Finanzas, Yorgos Papaconstantinu, fue el encargado de defender la ley en el Hemiciclo, al que aseguró que de no aprobarse las medidas Grecia llegaría a la bancarrota el próximo 19 de mayo. Hace apenas dos semanas, Papaconstantinu descartaba esta posibilidad por imposible.

Sin embargo, la escalada de la deuda y el tipo de interés al que debe hacer frente el Gobierno griego para tener financiación (más de un 10%) han precipitado el plan de rescate que aprobarán hoy los líderes de la eurozona. Ahora toca la parte más difícil: llevar a cabo el plan entre el descontento social y sacar al país de la fuerte recesión en la que el propio ajuste lo hará caer.

Noticias Relacionadas