Jueves, 6 de Mayo de 2010

Los británicos acuden a votar en unas elecciones impredecibles

Los colegios electorales han abierto a las 7 de la mañana. Están llamados a las urnas 45 millones de votantes. Hasta la madrugada no se conocerán los resultados. El conservador Cameron parte con ventaja en los sondeos

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·06/05/2010 - 08:15h

Los 50.000 colegios electorales a los que están llamados hoy a votar unos 45 millones de ciudadanos británicos han abierto sus puertas a las 7 de la mañana (8 de la mañana hora española) en una jornada que se prolongará hasta las 10 de la noche (11 hora española).

Las elecciones se presentan muy inciertas

Los británicos acuden a votar a su próximo primer ministro en unas elecciones que se presentan apasionantes y con el pronóstico más incierto desde 1992. Los tres candidatos a ocupar el número 10 de Downing Street, el laborista y actual jefe del Gobierno, Gordon Brown, el conservador David Cameron y el liberal demócrata Nick Clegg, votarán en sus respectivos distritos antes de retirarse para esperar el recuento de las urnas.

Se espera una participación en torno al 55 por ciento, aunque el porcentaje podría ser mayor debido al gran interés que han suscitado estas elecciones por lo incierto del resultado y por el impulso mediático que supusieron los tres debates televisados.

Sin mayoría

Las encuestas dan como ganador a Cameron con un 35% de los votos

Las encuestas más recientes sobre intención de voto pronostican que los conservadores obtendrán un 35 por ciento de los sufragios, los laboristas entre un 29 y un 30 por ciento y los liberal demócratas entre un 24 y un 26 por ciento. Nick Glegg, que se ha convertido en la revelación de la campaña, podría tener la llave del futuro gobierno en sus manos. Tanto Brown como Cameron no tienen asegurada, ni mucho menos, la mayoría absoluta para gobernar en solitario, por lo que deberían pactar con los liberales.

En las últimas horas de campaña, el primer ministro Brown ha recuperado cierto vigor que se le ha echado en falta durante fechas anteriores y podría recolectar los votos de muchos de los votantes que aún siguen indecisos. Brown ha llevado una campaña de altibajos y con anécdotas que le pueden costar el triunfo como el episodio con una pensionista, a la que llamó "intolerante" sin saber que estaban los micrófonos abiertos.

El conservador Cameron ha hecho un sprint final digno del mejor velocista con una jornada maratoniana de 36 horas para mostrar sus ganas de trabajar.

Mientras, el liberal Clegg ha perdido cierto fuelle y ha dado ciertos síntomas de agotamiento tras una campaña dura y en la que empezó sorprendiendo al ganar el primer debate televisado entre los tres candidatos.


Sistema parlamentario

El Reino Unido tiene un sistema mayoritario simple a una sola vuelta, en el que cada una de las circunscripciones uninominales es ganada por el candidato que logra la mayoría simple de los votos, y si los sondeos aciertan, la Cámara de los Comunes no tendrá una mayoría absoluta, algo que no ocurre desde el año 1974.

Tres cadenas de televisión darán a conocer encuestas a pie de urna cuando cierren los colegios electorales, pero el recuento de las 649 circunscripciones en juego será lento y no permitirá asegurar un ganador hasta bien entrada la madrugada del viernes.

Los resultados no se conocerán hasta bien entrada la madrugada

La Cámara de los Comunes británica (cámara baja del Parlamento) está formada por 650 diputados (533 ingleses, 59 escoceses, 40 galeses y 18 norirlandeses), pero en una de las circunscripciones -Thirsk and Malton (en el norte de Inglaterra)- no habrá elección hasta el 27 de mayo por la muerte de uno de los candidatos.

La intención del Gobierno es que durante la madrugada se conozcan los ganadores en el 96,5 por ciento de las circunscripciones, para lo que se ha encargado a 50.000 funcionarios de los Gobiernos locales participar en el escrutinio de cada colegio electoral.

Noticias Relacionadas