Jueves, 6 de Mayo de 2010

El partido opositor de Aung San Suu Kyi es disuelto por ilegal

EFE ·06/05/2010 - 06:40h

EFE - Seguidores de la Liga Nacional por la Democracia (LND), el partido opositor más importante de Birmania, que lidera la Premio Nobel de la Paz 1991, Aung San Suu Kyi. EFE/Archivo

La Liga Nacional por la Democracia de la Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, será hoy proscrita por su rechazo a participar en las elecciones que la Junta Militar de Birmania (Myanmar) planea celebrar a finales de año, confirmó la oposición.

El paso a la ilegalidad de la formación opositora que en 1990 ganó los comicios cuyos resultados nunca fueron reconocidos por los generales, se produce a raíz de la entrada en vigor hoy de la nueva ley, que establece la disolución de todas aquellas que no se han inscrito en el registro electoral.

Nyan Win, portavoz de la Liga Nacional por la Democracia (LND), indicó que la formación que ha resistido a la fuerte presión del régimen militar durante dos décadas deja de existir y hay planes de continuar batallando en los tribunales para evitar su desaparición.

"El Tribunal Supremo nos envió ayer un mensaje en el que nos anunciaba que había rechazado nuestro caso contra la disolución del partido", apuntó Nyan Win.

La LND consideró ilegal el apartado de la ley electoral que obliga a una formación política a expulsar de sus filas a un miembro que cumpla una pena de cárcel.

Esa disposición afecta a los casi 2.200 birmanos encarcelados por motivos políticos, incluida Suu Kyi, quien cumple 18 meses de arresto domiciliario.

La formación cofundada por Suu Kyi en 1988 solicitó el pasado abril a la alta magistratura que reconociera el resultado de las elecciones parlamentarias de 1990, que ganó con el 82 por ciento de los votos y que la nueva ley electoral anula.

La primera formación de la oposición democrática de Birmania ha decidido no registrase para no tener que expulsar a Suu Kyi.

La ONU y numerosos gobiernos han pedido a la Junta Militar que ponga en libertad a todos los presos políticos, que permita a Suu Kyi participar en las elecciones y que celebre unos comicios libres y justos si quiere el reconocimiento internacional.

Birmania está gobernada por una dictadura militar desde 1962.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad